Todos tenemos anécdotas curiosas de cuando íbamos al instituto. Imaginad entonces la cantidad de historias, curiosidades y estupideces que acumulan los profesores durante su carrera profesional…

David Red es un profesor de Florida que, tras ver lo mucho que le costaba conectar con sus alumnos, decidió adaptar su contenido y su forma de explicarles ciertos temas un poco delicados (al menos para los estudiantes). A continuación veremos algunos de los mejores ejemplos de eso.

1Más de uno se iría nada más abrir la puerta

«No mereces aprobar. A no ser que logres que cambie de opinión».

2Cuando un profesor os diga que no os tiene manía, recordad esto

«Asignando la nota final a ese estudiante molesto».

El cocinero ruso prepara su receta para el suspenso perfecto. Unas cuantas faltas de asistencia, una cucharada de errores de ortografía, un examen no presentado y ya lo tendríamos listo.

3Una vez subidas las notas, la suerte está echada

«Preparaos, las quejas se acercan».

No habrá muro que proteja a los profesores cuando el ejército de estudiantes blancos avance hacia ellos.

4Cómo nos ven los profesores cuando preguntamos si hay alguna forma de subir nota

«Ey tío ¿No tendrás unas décimas más pa’ llegar al notable?»

Este estudiante tiene pinta de ser el clásico repetidor. Por la barba diríamos que está a punto de agotar todas sus convocatorias.

5Así nos ven los profesores antes de hacer el examen

«Tengo los exámenes aquí abajo».

Todos hemos tenido profesores más aterradores que el payaso Pennywise.

6Lo que siempre nos dicen a finales de año

«Uno no puede aprendérselo todo el día antes del examen».

¿Y los exámenes con un cinco pelado lo demuestran?

7Lo que opinan de los que quieren sacar muy buena nota

«¿No has podido sacar un excelente en mi asignatura? Cuéntamelo otra vez, nunca lo había oído».

Uno de los dramas del mundo junto al hambre, las enfermedades y la guerra.

8Cuando te preguntan cómo sacar buena nota en el final pero no han aprobado ni un examen

Que sepais todos que, cuando preguntáis eso, el profesor se está descojonando por dentro.

9Un 8’2 no es un excelente



Los profesores no tienen tiempo para atender solicitudes como esta cuando hay personas con un 4’8 rogando por el aprobado.

10Cuando el profesor se pone en plan choni

«¿No estás contento con tu nota? ¿Qué tal si vas a revisión de examen?»

Las revisiones son parecidas a los eclipses. No son nada frecuentes, pero, cuando suceden, parecen milagros.

11Cuando toca pedir el presupuesto para el nuevo curso académico

«¿Es demasiado pedir unos tiburones con rayos láser en sus cabezas?».

Parece que necesita una parte del presupuesto del instituto para financiar sus disfraces y seguir haciendo memes.

12Los maestros tienen olfato y saben cómo huele la marihuana

«Dices que has llegado tarde porque te quedaste hasta tarde estudiando… El detector dice que te has fumado un canuto como tu brazo». 

Aunque no hace falta un detector cuando tu mochila parece un botafumeiro.

13Hay estudiantes que parecen no entender el funcionamiento del curso

«¿No has aprobado ni un examen y sigues viniendo a clase? A mi también me gusta vivir al límite».

Si hay que ir, se va. Pero ir para nada es tontería.

14Vacaciones de tres meses

«No suelo beber licor de malta en lunes, pero cuando lo hago es porque tengo 90 días de vacaciones».

Ser profesor es un trabajo duro, no ponemos eso en duda. Pero a días libres solo los gana el rey.

15Cuando el alumno descubre que si saca un excelente aún puede aprobar la asignatura

«¿Me estás diciendo que aún tengo una oportunidad?».

Este meme también es igual de válido e iluso que cuando tu pareja te pide un tiempo.

Y si os ha gustado este artículo, recordad que, más abajo, tenéis otras publicaciones que os pueden resultar de interés. ¡No dudéis en echarles un vistazo y comentarnos qué os han parecido a través de Facebook!