Como diría nuestro querido Tyrion Lannister, «Nunca olvides lo que eres. El resto del mundo no lo hará. Llévalo como una armadura y nunca podrá ser utilizado para hacerte daño». Todxs deberíamos ser conscientes de que, aquello que nos hace diferentes, potencialmente, nos puede hacer más fuertes. Sino que se lo expliquen a la protagonista de nuestra historia de hoy.

Lauren Elyse fue diagnosticada con vitíligo cuando tan solo era una niña pequeña. Esta enfermedad tan común consiste en que las personas que la sufren pierden las células de melanina de varias partes de su cuerpo, dando como resultado una serie de ‘manchas blancas’. Al principio, esto solo afectaba a sus rodillas, pero, con el tiempo, el problema se fue extendiendo poco a poco y cuando ya era una adolescente, había perdido la pigmentación de alrededor de sus ojos.

Ahora Alyse tiene 25 años y trabaja como artista del maquillaje en Chicago, documentando todo su trabajo en las redes sociales, en las que se ha convertido en toda una celebridad de este arte. En su perfil particular de Instagram ya cuenta con más de 300.000 seguidores, lo que se dice rápido. Por lo que podemos ver en sus obras, ella no utiliza el maquillaje para esconder su vitíligo; todo lo contrario. Lo que hace es sacarle el máximo partido a sus ‘manchas’ para darles un toque de lo más genial.

En una entrevista concedida a una publicación digital, Elyse confesaba que, para ella, este camino fue bastante difícil: «Al principio, fue muy difícil para mí acostumbrarme al vitíligo porque me hacían sentir muy insegura. Pensé que las manchas en mi rostro ‘me quitarían mi aspecto’, pero ahora creo que añaden algo valioso, ¡y lo hacen aún más genial!».

Gran parte de la lucha que ha iniciado Elyse parte de que, como confiesa ella misma, «no tenía a nadie a quien fijarse» cuando era niña. No había mujeres fuertes con vitíligo a las que pudiera acudir en busca de inspiración u orientación. Impulsada por este deseo de niñez, ahora utiliza las redes sociales como un trampolín para llegar a la mayor cantidad de personas posibles.

Su intención es ser un modelo a seguir para todos aquellos que se sientan diferentes o que carezcan de confianza: «Me encanta escuchar a las personas que tienen vitíligo u otras afecciones de la piel … y me encanta ser una fuente de inspiración para esas personas».





Los looks que luce Elyse en su perfil de Instagram son tremendamente espectaculares. Van desde ojos de gato, rayas sutiles o composiciones mucho más complejas y coloridas. Lo que busca es llamar la atención sobre sus manchas faciales, que se han convertido, de alguna forma, en su reclamo publicitario.

Elyse es tomada como uno de esos ejemplos que demuestran que la belleza, muy contrario a lo que se piensa, no radica en la perfección del cuerpo; nada más lejos de la verdad. La verdadera belleza está en nuestras diferencias y en la confianza que mostramos respecto a ellas. Si esto no es inspirador, que venga Dios (o quien sea) y lo vea.

Si os apetece echar un vistazo a su trabajo al completo, podéis acceder directamente a su cuenta de Instagram en @laur_alyse… os aseguramos que no os arrepentiréis.

SIGUE NUESTRO CANAL DE YOUTUBE YO CONTROLO 🎥

A vosotrxs, ¿qué os ha parecido esta historia? ¿os resulta inspiradora? Dejádnoslo en los comentarios de Facebook. 
Si os ha gustado este post, no os olvidéis de echar un vistazo más abajo. Hay otros casi tan buenos como este… aunque este está hecho con un cariño especial… se nota ¿no? Pura magia en forma de artículo. 
Fuentes: Allure, Vivala.