Hace cuatro días, se hizo pública la sentencia del caso conocido como «La manada» que se produjo durante los San Fermines del año 2016. Al final, las condenas han sido de nueve años de prisión junto a una multa de 50.000 euros por abuso sexual continuado, al menos mientras estamos a la espera de saber si el Tribunal Supremo determina una resolución diferente.

Obviamente, una vez se dio a conocer la decisión de nuestro sistema judicial, nuestra sociedad estalló y se manifestó en las calles. Toda España (o la mayoría) se ha movilizado en favor de la víctima y en contra de lo que muchxs consideramos una injusticia.

Internet y las redes sociales han sido un espacio donde muchas personas han decidido mostrar su apoyo a la joven o volcar su frustración e ira causadas por esta situación y la forma en que se ha resuelto y gestionado a nivel judicial.

Uno de los “gritos” de rabia más sonados y que más se ha viralizado es una carta anónima (publicada por el Digital de León) dirigida a la novia de unos de los miembros de “La manada” que, teóricamente, quedó embarazada  durante un vis a vis con su pareja. A continuación, os dejamos la carta íntegra para que podáis leerla y valorarla vosotrxs mismxs.

“Me gustaría dirigirme a la novia de ANTONIO MANUEL GUERRERO ESCUDERO que ahora aparece solo con sus iniciales en los medios, nacido en 1989, agresor sexual condenado pero no violador según los jueces de Pamplona.

No sé cómo fue tu encuentro sexual con tu novio en ese vis a vis en Alcalá Meco porque tu novio tuvo la consideración de no grabarlo como parece que suele hacer cuando abusa de niñas de 18 años completamente borrachas con la ayuda de sus amigotes. He sabido por la prensa que como resultado de ese vis a vis te quedaste embarazada y ahora eres la madre de su hijo/a (espero sinceramente que sea una niña y que nunca se encuentre en la vida con un individuo como su padre).

Me gustaría saber si acudiste a este vis a vis con la intención de quedarte embarazada, es más, me gustaría saber incluso si tenías la intención de tener relaciones con el, porque con los datos que tengo la verdad es que no me cabe en la cabeza.

Sabiendo lo que tu novio y sus amigotes le hicieron a esa niña, como la metieron de noche en un portal, agarrándole de las muñecas, cuando estaba en estado de embriaguez, aprovechando su evidente superioridad física y numérica. Sabiendo que la penetraron simultáneamente – 18 años – por la boca, por el ano y por la vagina mientras la grababan con sus móviles. Sabiendo que uno tras otro, incluido tu novio, eyacularon dentro de ella y sin preservativo. Sabiendo que tu novio estaba tan cachondo como eufórico, jaleándose y pidiendo a gritos turno para metérsela, mientras ella, en shock, no hacía ni la más mínima muestra de estar disfrutando de la situación. Me pregunto cuántas veces has estado en esa situación aunque fuera solo con Antonio Manuel. Me pregunto si le importa lo más mínimo que tú disfrutes o como te sientas.

Siete vídeos explícitos en los que se ve cómo la humillan y la vejan. Me pregunto si habrás tenido estómago para verlos.



Sabiendo que tu novio le robó el móvil para que no pudiera ponerse en contacto con nadie. ¡Ah, no! Perdón, se lo robó por avaricia según él. Porque tu novio tiene esa mala costumbre, en vez de intercambiar teléfonos con las chicas con las que te pone los cuernos, se los roba. Cosas suyas, me imagino.

Me pregunto si habrás recibido presiones por parte de su familia y abogados, amigos con tricornio, para no dejarle «tirado cuando más te necesita» bueno, ahora ya le tienes en tu vida para siempre. Es el padre de tu hijo (Diosito, que sea una niña) ¡Felicidades!

Te has llevado el premio más gordo.

Me pregunto si aparecerás para apoyarle en el otro juicio que tiene pendiente por la violación o agresión sexual de otra chica en las fiestas de su pueblo en Córdoba, mismo modus operandi de «manada» dejando a una chica desnuda y drogada en el asiento trasero de su coche con la ropa hecha trizas.

Me pregunto qué pensaran tus padres de tu relación. ¿Están tus padres orgullosos de su yerno, del padre de su nieto? (Diosito que sea nieta)

Me pregunto si tienes pensado llevar a la criatura (a estas alturas ya sabes que quiero que sea una niña, ¿verdad? Lo que menos necesita el mundo es otro varón con los genes de tu novio) a ver su padre a la cárcel y qué historia le vas a contar sobre por qué su padre está ahí.

Pero sobre todo me pregunto si te das cuenta de lo miserable que tu vida va a a ser con un individuo como este y si encontraras la manera de liberarte de él.

Espero que sí
Estaremos todas contigo si lo haces.»

La carta es directa y sincera y, más que pedir explicaciones, sirve como una forma de canalizar la frustración que produce el no poder entender ciertos actos.  Pero también hay quien piensa que su novia y el pequeño o pequeña que esperan no tienen la culpa y la sociedad no debe atacarlas ya que ni soluciona nada ni es moralmente correcto hacerlo.

¿Estáis de acuerdo con esta carta anónima? ¿Sois capaces de entender que se haya quedado embarazada en un vis a vis? Ponédnoslo en los comentarios de Facebook.

Fuentes: digitaldeleon, telecinco