Muchos no somos criaturas de gimnasio, pero ahora que llega el verano nos hemos asustado un poco con nuestra barriga.  En vez de renunciar a tener un cuerpo presentable y lanzarnos a por el helado, hay varias cosas que podemos hacer para perder peso que, únicamente, supondrán unos pequeños cambios en nuestra rutina y, aunque no obrarán ningún milagro, sí que conseguirán que nos veamos mejor y, sobre todo, evitemos grasas innecesarias. ¡Os las contamos a continuación!

Resultado de imagen de gif lose weight

1Compra una botella de agua

A menudo nuestro cuerpo confunde el hambre con la sed y eso hace que ganemos mucho peso innecesario. Comprar una botella de agua puede hacernos recordar más fácilmente que debemos beber con frecuencia y evitará que compremos otras bebidas con más azúcar.

2Come grasas “saludables”

Consumir grasas de este tipo (las podemos encontrar en aguacates, aceitunas y nueces) hará que te sientas más saciado y, en consecuencia, comas mucho menos.

3Pon atención a la textura de tu comida

La textura influye mucho en el tipo de comida que nos apetece. Si no nos gustan las espinacas podemos intentar cocinarlas para que tengan una textura diferente y, de esa forma, comer más saludable.

4Duerme más

No se trata solo de que si estás despierto comes más que durmiendo (obvio), sino que cuando no dormimos, estamos estresadxs. Para combatir eso, nuestro cuerpo “pide” grasas. Dormir más hará que tengamos menos hambre.

5Monta planes que no giren alrededor de comer o beber

A menudo quedamos con los amigos para tomar algo y terminamos volviendo a casa habiendo pedido dos de bravas y tres cervezas. Parece muy obvio, pero, si nos reunimos para pasear, conseguiremos reducir mucho la cantidad de grasas que consumimos.

6Prepara el desayuno

Todos solemos desayunar como podemos, una taza de cereales, café, madalenas, etc. Pero por algo dicen que es la comida más importante del día, Incluir el desayuno y darle el valor que merece dentro de nuestra dieta hará que comamos mucho mejor.





7El uso del aceite

El aceite es nuestro enemigo, es mejor usar los aceites naturales que llevan algunos alimentos en vez de cargar la sartén de oro líquido.

8El uso de verduras

Mucha gente afirma que no le gusta lo verde, que no son conejos. Pero podemos intentar incorporar este tipo de alimentos a nuestro día a día incluyéndolos como condimento en platos como arroz o pasta.

9Lleva un diario

De la misma forma que hay personas que escriben lo que les pasa cada día para ordenar sus pensamientos, podéis poner en papel lo que coméis para tener una noción real de vuestra alimentación.

10No hagas otras cosas mientras comes

Tenemos la mala costumbre de comer mientras hacemos otras cosas como jugar al ordenador o ver una película. Eso en realidad es malo ya que hace que comamos mucho más debido a que lo hacemos sin pensar.

11Usa las escaleras

Este consejo no se limita a las escaleras, lo que viene a decirnos es que intentemos no tomar la opción más relajada, otro camino viable sería ir andando en vez de en metro, por ejemplo.

12Encuentra tu deporte

Existen muchas formas de hacer ejercicio físico y pensar que ninguna es para nosotrxs es ser muy cerradxs de mente. Si lo intentamos, podremos encontrar alguna actividad que nos llene, pero solo de satisfacción.

13Bebe menos alcohol

Las bebidas alcohólicas engordan mucho. Eliminarlas hará que notemos los cambios muy rápidamente.

14Lee las etiquetas de la comida

Saber cuántas calorías tiene un producto puede hacer que, escogiendo uno u otro en función de eso, reduzcamos mucho lo que engordamos, pero comiendo lo mismo.

15Usa las redes sociales

YouTube y las redes sociales pueden servirte para encontrar otra gente en tu misma situación y personas con los conocimientos necesarios para ayudarte. Obviamente, no hay que hacer caso a todo lo que te dicen, pero puede ser una base importante sobre la que aprender mucho.

¿Te ha parecido interesante el artículo? A continuación os mostramos otros artículos de interés.

SIGUE NUESTRO CANAL DE YOUTUBE YO CONTROLO 🎥