Hay muchos médicos famosos en la televisión, desde nuestro Emilio Aragón de Médico de Familia al Dr. House. Pero ninguno de ellos es un doctor real por carismáticos que sean, al menos yo no dejaría que el hijo de Miliki me operase ni siquiera de apendicitis.

Pero en América tienen una figura televisiva llamada Dr. Phil que es un médico de verdad y que trata casos en directo o habla sobre temas relacionados con la medicina. Lo más parecido que hemos tenido aquí en España es Saber Vivir (tócatela, pálpatela).




Resultado de imagen de gif saber vivir

Phil McGraw saltó a la fama en los noventa apareciendo en una pequeña sección médica del programa de Oprah Winfrey, su éxito fue tal que terminó presentando su propio espacio televisivo, El show del Dr Phil, del cual sigue siendo el anfitrión a día de hoy.




Uno de los puntos característicos del programa es el tipo de invitados que entrevista o trata. A veces trae especialistas muy particulares pero, sobre todo, presenta a pacientes con enfermedades peculiares o condiciones muy específicas. Este último es precisamente el caso que trataremos, una joven que pasó por el programa en 2016.

Haley, de diecinueve años, dejó a todo el mundo atónito cuando anunció que, según ella, estaba embarazada y su hijo era el nuevo Jesús, el mesías (no un niño cualquiera llamado Jesús).

Ella afirmaba llevar 8 meses y medio de embarazo, aunque no se había hecho ningún escaneo. Pero como presentaba lo que, a priori, parecía una barriga de embarazada se le dio el beneficio de la duda.

Haley aceptó someterse al escáner de ultrasonido en directo ya que, si ni la iglesia ni los profesionales médicos habían conseguido que dejase de proclamar semejante locura ¿Por qué iba a suponer un problema una máquina?




Mientras la joven estaba convencida de que llevaba al hijo de Dios en su vientre, el Dr Phil no lo tenía tan claro y disponía varios informes médicos para apoyar su análisis.

Obviamente, el dato o la prueba que tuvo más peso fue el test de ultrasonido hecho por un especialista. Primero mostró que en la prueba de la paciente no aparecía ningún bebé, mientras que en otro ejemplo de mujer encinta de ochos meses se podía observar perfectamente al pequeño.

Entonces ¿Cómo podía creer Haley que estaba embarazada?

Por desgracia, la explicación es más sencilla de lo que parece ya que la joven fue diagnosticada con esquizofrenia paranoica y, un año y medio más tarde, reconoce haber aceptado la realidad  ya que, cuando Dr Phil le reveló que no estaba embarazada, fue incapaz de reconocer que todo era producto de su mente (lógicamente, ya que precisamente eso es lo que hace la enfermedad que sufre).

Pero, como hemos dicho, tras dos meses recibiendo tratamiento en un clínica especializada para poder gestionar sus alucinaciones, consiguió tener su problema bajo control y, recientemente, volvió al programa para informar sobre su progreso y situación.

“En su momento, estuve muy en contra de los resultados del escáner de ultrasonido porque no pensaba que fuese real y también porque no quería aceptarlo. Pero viéndolo ahora desde la distancia, creo que debería haber prestado más atención y haber escuchado más, aunque era muy complicado para mí porque yo creía que estaba embaraza de verdad”.





Pese a eso, aunque Haley ya sabe y reconoce que no está encinta, ahora dice estar convencida de que es la hija biológica de Eminem. Y eso que no se le parece en nada y lo único que comparte con la pequeña (ahora mismo ya no tanto) del rapero es el nombre.

Sin duda, sus historias resultan extravagantes y, de algún modo, divertidas, pero lo que realmente esperamos es que Haley se mejore y encuentre el tratamiento necesario para poder tener un vida normal y lo más “real” posible.

¿Te ha parecido interesante el artículo? A continuación, os mostramos otros artículos de interés.