Los acertijos nos atraen como la miel a las abejas o Maluma a las adolescentes. De algún modo, siempre intentamos resolverlos, por imposibles que parezcan solemos, al menos, darles una intentona para desafiarnos a nosotrxs mismxs.

De hecho, si los humanos estamos donde estamos es, precisamente, por solucionar problemas mediante nuestro intelecto y creatividad en vez de depender exclusivamente de nuestras aptitudes o cualidades físicas (aunque, obviamente, el cerebro es parte de nuestra fisiología).

Esta ansia por hallar las respuestas es lo que, en gran parte, nos caracteriza, aunque Google ha hecho bastante daño en ese sentido haciendo que el tiempo que pasa desde que tenemos una duda hasta que encontramos su solución se haya visto muy reducido.

Precisamente por eso, hay mucha gente que sigue disfrutando de los juegos mentales o las adivinanzas para seguir entrenando nuestra mente y, a continuación, os presentaremos uno de los más difíciles. Un experto en lógica llamado Raymond Smullyan diseñó este acertijo con una premisa de ciencia ficción.

Imagina que tu nave ha tenido un accidente y cae en un planeta desconocido por la humanidad. En el astro encuentras tres dioses extraterrestres y a cada uno debes darle un artefacto, asegurándote que es la reliquia que te está pidiendo para que te ayuden a salir del planeta.

Los puntos clave del planteamiento a tener en cuenta para resolverlo son los siguientes:

  • En el planeta hay tres dioses: Tee, Eff y Arr, pero no sabes quién es cada uno de ellos.
  • Para ganarte su ayuda,  necesitas dar a cada uno el artefacto correcto
  • Para averiguar a quien pertenece cada reliquia solo puedes hacer tres preguntas y estas deben poder contestarse mediante sí o no.
  • Puedes hacer todas las tres preguntas a un solo dios, si lo deseas.
  • Tee siempre contesta la verdad.
  • Eff siempre miente.
  • Arr siempre contesta de manera aleatoria (miente o dice la verdad aleatoriamente).
  • Para empeorar las cosas, has logrado descifrar todo su idioma salvo dos palabras: Ozo y Ulu. Sabes que una significa sí, y la otra no, pero no sabes cuál es cuál.

De primeras, puede parecer imposible resolver este problema, pero os animamos a que le deis un intento antes de consultar la solución ya que, por difícil que sea, os informamos que es posible.



La solución

Como con cualquier acertijo, puede haber varias formas de llegar a la misma conclusión, pero a continuación os explicamos la que, en principio, es más sencilla. Lo primero es obviar el significado las palabras Ozo y Ulu, si formulamos las preguntas de forma adecuada, da igual cual es “sí” y cual es “no”.

Luego hay que introducir las palabras Ozo y Ulu en la propia cuestión y formularlas en condicional para crear un doble positivo o doble negativo. Es decir, no sabremos exactamente cuál es cuál, pero nos lo “inventaremos” y creeremos que Ozo es “sí” y que Ulu es “no”.

De esa forma solo tendremos que deducir qué dios es Arr, el que responde aleatoriamente. Para hacerlo lo mejor es plantear las dudas en el siguiente orden: Averiguar quién no es Arr; descubrir si es Tee o Eff y, por último, preguntar a ese que identifique a uno de los otros dos.

Para los que, incluso con estas pistas, no hayáis podido resolver el acertijo, os decimos cual sería la secuencia de preguntas idónea para solucionarlo.

  • ¿Si te preguntara que el dios de tu izquierda es Arr, contestarías Ozo? Si la respuesta es Ozo implica que Arr está a la izquierda. Si responde Ulu, sabemos que el de la izquierda no es Arr.
  • ¿Si te preguntara si eres Eff, contestarías Ozo? Sea cual sea la respuesta, esta pregunta nos permitirá identificarlo. Es Tee.
  • ¿Si te preguntara si el dios en el centro es Arr, responderías Ozo? Por eliminación, ya hemos identificado a cada uno.

gamer mind blow GIF by Totorial

¿Has conseguido resolver el acertijo? ¿Te ha parecido interesante el artículo? A continuación, os mostramos otros artículos de interés.

Fuentes: lavanguardia, gizmodo