Aunque, en teoría, Corea del Norte ha dado por cerrado su programa nuclear, hay personas que no se fían ni un pelo. Hay que estar preparado para lo peor y tener un plan de emergencia para poder sobrevivir cuando todo se vaya al garete y tengamos que vivir en madrigueras.

Si por algún motivo nos vemos obligados a refugiarnos en búnkeres bajo tierra, necesitaremos alimentos que podamos comprar con antelación y que se mantengan durante mucho tiempo en buen estado.

Por eso, en Cabronazi os presentamos nueve alimentos que se conservan con facilidad durante muchos años, por si acaso se produjera un apocalipsis zombie, una tercera Guerra Mundial o si, simplemente, te da pereza ir cada dos por tres al supermercado. ¡Empezamos!

1Miel

Puede que en la botella te diga que caduca en dos años, pero en realidad solo es una fecha de consumo preferente. La miel en un bote sellado y en una habitación con la temperatura adecuada puede conservarse durante siglos.

Eso es debido a que es un azúcar y no contiene agua. Sin humedad, la bacteria no puede proliferar. Mientras la miel tenga ese tono cristalino significa que aún se puede comer.

2Sal marina

La sal no tiene fecha de espiración, pero solo la que es natural, la normal y corriente suele durar unos cinco años debido a los químicos que lleva tras ser procesada.

3Arroz

El arroz sin cocinar, ya sea blanco, salvaje o basmati, se conserva durante treinta años siempre que lo guardemos en recipientes libres de oxigeno. Aunque lo idóneo sería que se encontrase en un lugar con una temperatura aproximada de cinco grados y la mayoría de despensas son más calurosas que eso.



4Frijoles secos

Las legumbres sin cocinar no expiran nunca en su estado natural, específicamente, nunca pierden su valor nutricional y nunca se ponen tóxicos. Simplemente puede que pierdan humedad con los años y debas ponerlos un buen rato en remojo antes de cocinarlos. Remarcar que esto solo se aplica a las legumbres secas, y las que están precocinadas sí que tienen fecha de caducidad.

5Extracto de vainilla

Al igual que todos los productos sin agua, el extracto de vainilla nunca caduca. Esto se aplica a cualquier extracto que tenga una base hecha con alcohol puro y, de hecho, este alcohol puede que se evapore haciendo que tenga, incluso, un sabor más intenso.

6Salsa de soja

Técnicamente, la salsa de soja también es uno de esos productos que no caducan y que podemos comer sin problemas una vez pasada la fecha de consumo preferente. Aunque puede que con el tiempo pierda mucha potencia de sabor y sea un poco “aguachirri”.

7Vinagre blanco

Es lógico que el vinagre sea un producto extremadamente duradero, sobre todo porque se usa mucho para conservar la comida. El vinagre blanco destilado siempre es una opción para la supervivencia ya que tiene muchos usos y nunca caduca.

Los otros tipos de vinagres pueden adoptar un sabor extraño debido a la sedimentación, pero también pueden consumirse con toda seguridad.

8Leche en polvo

No durará para siempre, pero diez años es un periodo muy realista. Pasado ese tiempo tampoco se pone mala, pero puede que pierda su sabor y sus valores nutricionales.

9Café

El café de grano puede llegar a caducar en unos meses (unos seis en la despensa unos dos años en la nevera), pero el café instantáneo se mantiene en buen estado hasta durante veinte años así que, en caso de catástrofe mundial, los más cafeteros no tenéis nada que temer.

¿Tienes un búnker listo en caso de apocalipsis? ¿Podrías vivir con estos alimentos? Explicádnoslo en los comentarios de Facebook.

¡Si quieres Cabronizarte más todavía, suscríbete a nuestras notificaciones para tener contenido en exclusiva!