A todos nos llega (o llegará) esa época en que algo en nuestro interior nos indica que debemos hacer un paso hacia delante, iniciar una nueva etapa de nuestra vida, crear algo desde cero. Algunos pensaréis que nos estamos refiriendo a tener un hijo, pero el reloj biológico no solo dictamina eso, sino que también marca otros tiempos de nuestra vida, entre ellos, el momento de empezar a tener nuestra barriga cervecera.

Una barriga no es lo mismo que un niño, pero verla crecer puede ser igual de bonito al mismo tiempo que es mucho más placentero, barato y, también, menos agotador. Y como cualquier otro proceso vital, se merece la misma atención y cariño.

Si se hacen sesiones de fotos para las embarazadas, en los bautizos, en las bodas ¿Por qué no debería capturarse el crecimiento de una panza?

Una bonita tripa no es tan fácil de conseguir, si eres muy joven puede que te sea prácticamente conseguirlo. Obviamente, puedes tener sobrepeso, pero eso no es lo mismo que tener esa curva hinchada como un globo tan tranquila y preciosa como una colina de La Comarca de Frodo Bolsón.

Es por eso que una marca de cerveza alemana, Bergedorfer Bier, ha hecho un proyecto en colaboración Jung von Matt. Este estudio fotográfico ha capturado distintos momentos a través de los cuales ha pretendido reflejar el día a día de varios hombres y su barriga.

A continuación, os dejamos algunas de las mejores fotos de las sesiones fotográficas que se hicieron para que lloréis de emoción y risa a partes iguales.

1Esta imagen es más bonita que un amanecer

Vemos como el hombre sostiene su barriga con cuidado mientras nota como los gases se mueven por dentro. Cuando salgan será hermoso y oloroso.

2Siéntete bello

Que tengas un vientre más abultado de lo normal no significa que seas precioso. Lo importante está en el interior ( y de eso te sobra).





3El árbol no aguantará mucho más

¿No os recuerda un poco a las novias de Mad Max: Fury Road? Debe ser la cinta del pecho, pero el parecido es asombroso.

toast the knowing mad max fury road GIF

4Me ha dado un antojo

No tienes por qué limitarte a la bebida. Cualquier comida basura te servirá para alimentar tu vientre.

5Cuando tus propios gases te despiertan

Si un gas potente te despierta, no te asustes. Abre una ventana para que se ventile un poco la habitación y disfruta de este hermoso momento antes de que alguien encienda una cerilla y explote todo.





6La luz atraviesa tu panza como el sol entre los valles

Si la cámara estuviese al otro lado, la imagen capturada seria muy similar a lo que se ve en el cielo cuando se produce un eclipse.

7Anticipa tu llegada

Una buena barriga actúa como un paje real, te presenta siempre antes de que entres en cualquier habitación e incluso puedes hacer un redoble de tambores con tus gases.

8Sucumbe a tus deseos más primarios

No necesitas estar embarazado para ser un poco caprichoso y darle a tu cuerpo lo que pida. Si necesitas comerte un helado con la cuchara de remover sofrita, lo haces y punto.

9Creo que ha dado una patada

Comer sin masticar hará que aparezcan bultos en tu barriga como si un alien intentase abrirse camino. Si crees que vas a reventar acude al baño más cercano para intentar liberar presión igual que lo haría un avión con demasiado peso.

10Deja que ella también disfrute



Criar un niño es cosa de dos y con una barriga es lo mismo, deja que ella disfrute del proceso y tenga la oportunidad de sentirse partícipe de algo tan hermoso.

¿Os gustan las barrigas? ¿Os gustaría tener una? Explicádnoslo en los comentarios de Facebook.

¡Si quieres Cabronizarte más todavía, suscríbete a nuestras notificaciones para tener contenido en exclusiva!