Las canciones de verano son pura magia. Esas fantásticas piezas que adornan cada una de las etapas estivales de nuestros años tienen algo que va a medio camino entre la rabia absoluta y el amor más puro. Lo mejor y lo peor de la música en una sola pieza que se repite de forma incansable por todas las discotecas y chiringuitos del país hasta que, acabado el verano y sin avisar, ya nadie vuelve a acordarse de ella.

Si nos remontamos al año 2000, todos recordaremos un tema llamado ‘Sueño su boca’, cantado por Raúl Fuentesy que, por aquel entonces, no tenía nada que envidiarle a los grandes artistas del momento. Chayanne, Ricky Martin o Romeo Santos eran aprendices a su lado. Los campings estallaban cada vez que este hombre aparecía en la pista… era magia. Pero hoy nos preguntamos, ¿qué habrá sido de él?




Por aquel entonces, Raúl era un joven con muchas ambiciones en la vida. Este hit le valió el reconocimiento de todo el público y apunto estuvo de ir a Eurovision a representar a España. Finalmente no lo consiguió y, en su lugar, mandamos a Serafí Zubiri… que no sabían quién era ni en su casa.

Recibió el Premio de la Música como artista revelación y llegó a ser cuatro veces disco platino (que no es poco). Todas las discográficas querían grabar un disco con él y, un año más tarde, estrenó su segundo álbum, ‘Haciendo Trampas’, el cual llegó a ser dos veces disco platino.




El año 2002 para él fue el que supuso un cambio más relevante, ya que dejó la música a un lao (momentáneamente), para probar suerte en el séptimo arte. Grabó la banda sonora de la película de Dreamworks ‘Spirit: el corcel indomable’ y la crítica alabó su trabajo.

Poco después de esta colaboración, llegaba con su tercer álbum de estudio, esta vez con la colaboración de Kike Santander en los temas de ‘As de corazones’ y ‘Sigo vivo’. Este nuevo trabajo le valió la vuelta a los número uno del país y volvió a ser todo un éxito de ventas.

El año 2005 fue cuando su fama empezó a decaer. Hasta entonces no había parado de currar, pero ese año su carrera empezó a ir de capa caída. Sus últimos álbumes no habían tenido demasiado éxito y, en 2007, decidió hacer un parón para poder mirar las cosas con perspectiva. Se apartó de los focos y de la vida pública y dejó ‘correr un poco el aire’.

No fue hasta el año 2011 que volvimos a verlo lanzando un álbum Contramarea. En este trabajo se incluía un homenaje a Rocío Jurado con su versión de ‘Se nos rompió el amor’. También aprovechaba la ocasión para componer una canción tremendamente crítica con la crisis económica que había asolado a España años atrás. La crítica recibió muy bien este regreso y eso animó al cantante a seguir por ese camino.




En 2016 volvería al mercado musical con ‘El mundo es para ti’, el cual fue presentado en el programa de máxima audiencia ‘Sálvame Deluxe’. Ese mismo año y a raíz de esta publicación recibiría el Premio Latino de Oro a la Trayectoria Masculina.

El último single del que tenemos constancia, es del lanzado en el año 2017, el cual vino acompañado de un videoclip que llevaba por título ‘Me hace falta el amor’ y que, igual que al igual que la mayoría de sus trabajos, obtuvo bastante éxito de crítica.

Podemos verlo regularmente como jurado del programa Cantando Conmigo, todo un éxito de audiencia en la televisión castellano-manchega. Lxs más avispadxs habréis podido verlo también en pequeños cameos por la tele, uno de ellos en la serie de ‘Amar es para siempre’.

A sus 43 está mejor que nunca y, como podréis ver, conserva el mismo atractivo que tenía hace 18 años. Si es que el buen vino… Por cierto, si queréis seguirlo en su día a día, podéis visitar su cuenta de Instagram (@raul.cantante).

A vosotrxs, ¿qué os parece la evolución de la carrera de este conocido, pero olvidado artista? Dejádnoslo en los comentarios de Facebook. 





¡Si quieres Cabronizarte más todavía, suscríbete a nuestras notificaciones para tener contenido en exclusiva!