La historia que os traemos hoy, muy probablemente, os dejará con ‘las nalgas prietas y el culo torcido’. Se trata de un hombre que, tras sufrir un aparatoso accidente, tuvo que administrarse calmantes durante un tiempo para poder combatir el dolor causado por las heridas y ahora, recuperado, afirma que dichos calmantes lo han convertido en gay… así como lo estáis leyendo xD.

A sus 23 años, Scott Purdy se encontraba con sus amigos echando unas carreras en unos kartings cuando, después de salirse de la pista, sufrió una fractura en uno de sus pies y, de ahí a ser muy gay, se ve que solo hay un paso (con el pie bueno, que el malo… no está para muchos trotes).

Según sus propias palabras, él era ‘tremendamente heterosexual’ antes del accidente y solo sentía atracción por las mujeres y, ahora, ha tenido que dejar a la que había sido su novia porque se ha dado cuenta de que solo le atraen los hombres.

Todo empezó a principios de este mismo año. Sufrió el accidente y, con el paso del tiempo y tras consumir los calmantes… la cosa se torció. «Me di cuenta de que mi líbido hacia las mujeres había desaparecido por completo y solo quería llamar la atención de los hombres».

«Llevaba con mi novia más de seis meses cuando todo ocurrió. Nunca antes me había sentido atraído por un hombre. Cuando era más joven sí que tenía un poco más de curiosidad, pero nada…».

«Un par de semanas después del accidente, empecé a ver que algo había cambiado. Me di cuenta de que ya no la encontraba físicamente atractiva. Ella sabía que estaba tomando Pregabalin [el calmante en cuestión]».

«Yo le dije a ella: ‘no sé que me está pasado’. Le dije que quería estar con hombres y que, por lo tanto, ya no podía estar con ella. Ella fue realmente comprensiva… o al menos todo lo comprensiva que se podía ser en ese momento».





Pregabalin, también conocido como Lyrica, es un medicamento utilizado para tratar la epilepsia, el dolor relacionado con el cerebro y la ansiedad. Se sabe que, entre los efectos secundarios, puede encontrarse la pérdida de líbido… pero no hasta este punto.

«Solo creo que la gente debería saber esto. Si alguien va a tomarse este medicamento en el futuro, creo que debería saber de lo que es capaz de hacer. Me tomó un tiempo darme cuenta de lo que era realmente. Dejé de tomarme el medicamento por un par de semanas y mi deseo por los hombres, simplemente, se fue».

«Pero ahora ya no lo puedo dejar. Soy muy feliz. Quiero seguir tomándolo porque me hace sentir bien acerca de mi sexualidad. Me hace sentir muy abierto. Es liberador».

«Esto fue un shock para mucha gente. Lo publiqué en mi Facebook con la frase ‘Estoy liberado; Soy homosexual’. Actualmente estoy hablando con un chico y, en unas pocas semanas, iré a verlo».

«Es lo que más ganas tengo de hacer en este momento. Quiero estar con él ahora mismo». 

Antes de este medicamento, Scott había tomado codeína, pero los efectos secundarios que había empezado a sufrir provocaron que le recetasen pregabalina. Solo después de eso fue que empezó a sentir los ‘efectos secundarios’ que tantos revuelos han causado.

«Siento que si esto le ha pasado a otras personas y no soy el único, me indignaría, pero en cierto sentido no lo haría ya que si hubiera sabido que esto era un efecto secundario antes, no los habría tomado, pero ahora estoy feliz».

«No estoy enojado porque me ha hecho lo que soy». Scott está desempleado y actualmente vive con su compañero de pido en Louth, Lincs (Inglaterra).

A vosotrxs, ¿qué os parece este ‘extraño fenómeno’? ¿Pensáis que es real o es pura excusa? Dejádnoslo en los comentarios de Facebook. 

¡Si quieres Cabronizarte más todavía, suscríbete a nuestras notificaciones para tener contenido en exclusiva!

Fuentes: Dailymail, Mirror.

SIGUE NUESTRO CANAL DE YOUTUBE: YO CONTROLO