La vida consiste en adaptarse. Si vas por la calle, empieza a llover y no llevas paraguas, buscarás ir pegado a la fachada de los edificios cubriéndote, en la medida de lo posible, con los balcones que sobresalen de las mismas. Luego también están esos cabrones que van con paraguas y se pegan a las fachadas… ¿qué diablos pretenden? Pero volvamos al tema.

La cuestión es que, o te adaptas, o mueres. Y esto es un noble arte que no está al alcance de todo el mundo. Es verdad que, en cierta forma, en la actualidad, la adaptación por la supervivencia no es la misma de hace unos años. Pero, para que veáis que siguen existiendo luchadores, hoy os hemos traído unas cuantas imágenes en las que podemos ver a seres con una mente privilegiada (o, quizás, algo vagos, no lo sabemos con certeza).

1Que no se te cansen las manos

 

Eso sí, no te levantes de golpe que te puede cortar la yugular o acabar ahorcado. No es broma.

2Cuando tienes hambre

Pero también muy pocas ganas de vivir con dignidad. Suponemos que era domingo por la mañana, porque si no…

3Los abueletes 2.0

La edad se lleva por dentro. Pero si, además, eres un poco vago, no hay nada como un buen par de skates para que tu mujer te lleve por el barrio.

4La intención es lo que cuenta

El deseo se pide soplando la vela, ¿no? Ya lo de comerse la tarta es algo bastante más secundario… Además, tiene muchas calorías. En el fondo te están haciendo un favor…



5Las desechables valen 1 euro en el súper

Pero, por lo que sea, tú prefieres jugártela y arriesgarte a que la cada te quede como la de Freddy Krueger. Esperemos que sea para afeitarte la cara… porque como sea algo más abajo… ya puedes tener buen pulso.

6Poco microondas para tanto plato

No quieres hacer ‘dos rondas’ en el micro, por lo que decides estudiar arquitectura para poder solucionar el problema de forma satisfactoria. ¿Vale la pena? Seguramente sí. También puedes hacer un master. Últimamente se ve que ‘los regalan’.

7La ‘H’, la letra más fácil

Su hijo, por lo que se conoce, es un ‘ahorrador de tiempo’. La ‘H’, por lo que se ve, es una buena oportunidad para demostrar su arte… y así lo hizo.

8Ya que vas a morir…

Al menos hazlo con estilo, ¿no? No solo de Gintonics vive la cubitera.

9Que el cuello no sufra

No hay en Ikea un artilugio más eficaz para este fin que este infalible método de ingeniería y física inversa. También hay mucho de vagancia.

10Las bondades del Skype

Aquello de estarse levantando para ver si ya está hirviendo el agua es muy del siglo pasado. No hay nada como una buena cámara conexión a Internet y tu cuenta de Skype. Todo por no mover las nalgas más de ‘lo necesario’.

11Cuando celebras Halloween…

Y te da mucho palo cambiarlo todo para Navidades. Si es que es cuestión de imaginación… Si le echas ganas, ni se nota la diferencia. Eso sí, si te despiertas y hay una cagada gigante en medio de tu salón, puede que sea que le hayas dado el susto de su vida a Papá Noel.

12Cuidado



Si lo pones demasiado rápido, puede que acabes con la cara ‘moteada’ de algo hermoso y marrón.

13Quien no esté cómodo en la playa…

Es porque no quiere. Eso sí, sirve para apoyar la cabeza, no para sentarse encima… o, si lo haces, que sepas que puede doler. MUCHO.

14La importancia de estudiar física en el cole

Te puede ahorrar muchos dolores de cuello y regalar unas cuantas horas de Netflix.

152×1

Lo suyo es no caerse. En ese caso, te pasaría por encima con el quad. Por lo demás, todo perfecto.

Y vosotrxs, ¿sois igual de vagos que estos ‘personajes’? Dejádnoslo en los comentarios de Facebook. 

¡Si quieres Cabronizarte más todavía, suscríbete a nuestras notificaciones para tener contenido en exclusiva!