Para los que no conozcáis a Laura Escanes, ella es la joven novia modelo de Risto Mejide, el popular juez televisivo que ha participado en casi todos los Talent Shows españoles. Además, aparte de modelo, es influencer y publica sus pensamientos tanto a través de Instagram como mediante su canal de Youtube.

Con sus veintidós años recién cumplidos ha publicado su primer libro, Piel de letra, en el que habla sobre distintas experiencias que la han marcado. Uno podría pensar que, siendo guapa y exitosa, Laura ha tenido un paso ligero por la vida lleno de facilidades y comodidades, pero, en su libro, ha explicado algunos episodios oscuros que no desearíamos a nadie.

Para empezar, narra en primera persona el momento en que su padre las abandonó a ella y a su madre a través de un mensaje especialmente dedicado a él.

Voy a confesarte algo. Escuché los gritos. Escuché llantos. Escuché esa despedida. Escuché cómo te suplicaba una oportunidad. Cómo te pedía cada noche un cambio. Por mí. Por nosotros. Escuché tu silencio. Vi tu silencio. Escuché la última puerta que cerraste. A mamá llorar. Escuché cómo me culpabas. Y entonces supe que no eras feliz”.

Seguramente debido a que su madre fue quien la crió, el libro también actúa como un canto de amor tanto a ella como a su actual pareja, Risto Mejide, ya que, según Laura, ellos son su principal apoyo.



También hay unos párrafos dedicados a una relación especialmente tóxica que tuvo con una pareja anterior, llegando incluso a haber malos tratos.

“Todo era perfecto, de verdad que lo era. Hasta que me gritó. Me insultó. Y ya dejó de ser normal. Eso no era normal. Me dejó en la puerta de casa, con la bolsa en la acera, sin poder entrar. Me amenazó con grabaciones y fotografías. Me amenazó con quitarme todo lo que más quería y con dejarme sin amigas. Me empujó contra la pared y me dolió. Me hizo daño. Me pegó”.

Pero, sin duda, el testimonio más estremecedor de todos es el que relata en un pasaje concreto llamado Desde el infierno. En él explica cómo fue víctima de una agresión sexual  mediante palabras llenas de sentimiento que hacen que, solo leyendo un pequeño fragmento, se nos hiele la sangre.

“Cuántas veces necesitabas escucharme gritar ‘no’ para que eso no sucediera. Cuántos empujones y arañazos no debería haber evitado para que te alejaras de mi piel. Me manipulaste, me sobornaste y me obligaste a dejarme hacer algo que no quería. Algo que me daba asco. Algo que me mataba por dentro”.

 

“Fue en el momento que rompiste mi ropa cuando te veía desde el infierno. Y hasta me veía a mí misma gritando (que no de placer) desde lo más alto del techo. Qué asco. Cuántas veces te habrán dicho que hay gritos que piden socorro y no otras cosas. ¿Hace falta decir que las minifaldas no piden a gritos ser bajadas? No sé dónde estarás ahora, pero sí que sé que eso lo llevarás clavado en tu mente para siempre. Yo no soy culpable, yo no me dejé. Yo confiaba en ti, y tú te aprovechaste de mí. De mi inestabilidad y de mi alma rota. De mi sangre en alcohol. De mis lágrimas”

Como podéis ver, Laura Escanes ha optado por hacer un libro muy íntimo y personal donde muestra como es y lo vivido sin más filtro que su voz. Sería fácil pensar que, para una chica en su situación (una influencer con muchos seguidores), sería más cómodo sacar un libro gracioso con poca alma y mucho afán de protagonismo, pero en vez de eso ha escrito unas hojas llenas de sentimiento y realidad.

🌹 Faltan 11 días 🌹 #PielDeLetra

A post shared by Laura Escanes (@lauraescanes) on

¿Creéis que es bueno que los influencers saquen proyectos tan personales (como ha hecho Laura Escanes? ¿O pensáis que deberían limitarse al entretenimiento? Explicádnoslo en los comentarios de Facebook.

¡Si quieres Cabronizarte más todavía, suscríbete a nuestras notificaciones para tener contenido en exclusiva!

Fuentes: lecturas, elperiodico