Internet está lleno de historias tremendamente variadas. Tan pronto podemos estar navegando por las noticias y cruzarnos con una crónica de una masacre en un colegio, como ir a la página siguiente y toparnos con quince artículos llenos de fotos de gatitos adorables. Pero, si sabemos leer entre líneas; si buscamos bien, podemos toparnos con grandes relatos como el que os traemos a continuación.

Shia Labeouf Inspiration GIF by GQ - Find & Share on GIPHY

Hoy os traemos una de esas historias que, en principio, son tremendamente duras y difíciles de explicar si no es con un nudo en la garganta. Pero, lejos de dejarnos con un mal sabor de boca, al final, nos resulta una historia de lo más inspiradora y de la cual se puede extraer más de una lección.

Keanu Reeves Thumbs Up GIF - Find & Share on GIPHY

Se trata de una chica que, tras pasarse 20 años escondiendo ‘su pierna mala’ bajo largos pantalones, ahora puede vestir minifalda después de haberse sometido a una cirugía para extirparse la pierna.

Kristy Wimberly, de 32 años de edad y natural de St Louis, Missouri, sufría una rara dolencia que le dejó su pierna derecha tocada. Cuando tenía seis años, le fue diagnosticado un extraño tumor en la espina dorsal que hizo que su pierna derecha no creciera de la misma forma que su pierna izquierda.



Los nervios que conectaban su espina dorsal con la pierna estaban dañados, por lo que el desarrollo de esta se vio comprometido.

En la actualidad, trabaja como asistente ejecutiva y, debido a su problema, sufrió una infancia difícil. En su colegio solían burlarse de ella y le decían ‘la lisiada’. Esto provocó que, a lo largo de su vida, nunca vistiese pantalones cortos o vestidos, ni siquiera en verano.

Se realizó muchas cirugías para intentar reparar el daño causado en los nervios, pero no le sirvieron de nada y, durante meses, quedaba confinada en una silla de ruedas y sufría infecciones, algunas de las cuales podían poner en peligro su vida.

Kristy, en un ataque de valentía, decidió amputarse la pierna, cosa que llevó a cabo en julio del año pasado. Desde entonces, afirma que no podría ser más feliz. Además, desde ese momento, lleva una prótesis de alta tecnología, la cual no teme exhibir con orgullo y valentía.

“Literalmente, nunca había llevado pantalón corto o vestidos en más de 20 años. Si tenía que llevar un vestido, buscaba los que fuesen más largos y me sentía incómoda durante todo ese rato”. 

“Hace mucho calor en Missouri, especialmente durante el verano. Nunca iba a partidos de básquet o eventos en el exterior. Si tenía que llevar pantalones largos y sudar, iba a morir de un golpe de calor”.

“En la escuela siempre estaba a la defensiva. La gente se reía de mi silla de ruedas y de mis muletas y, como yo solo quería encajar, intentaba esconder mi problema de cualquier forma posible”.

“Finalmente, decidí cortarme la pierna y es la mejor decisión que he tomado en toda mi vida. Esto ha cambiado la confianza que sentía en mí misma. Es la primera vez en mi vida que llevo pantalones cortos y vestidos ajustados. Cuando llevo pantalones, me corto una de las piernas del pantalón para que se me vea la prótesis”.

“Mi marido y mi hija me han dado todo su apoyo y me han hecho tener mucha más seguridad en lo que estaba a punto de hacer. Ahora, con mi pierna biónica, puedo controlar los movimientos con mayor libertad”. 

“Mi esposo me dijo que ahora era una persona totalmente diferente, mucho más confiada en sí misma. Ahora soy capaz de hacer mucho más deporte con mi hija y tengo una nueva pierna que me permite correr. No me arrepiento de nada. No podía seguir viviendo así”. 

“De hecho, me hubiese gustado hacerlo mucho antes. Perdí demasiado tiempo preocupándome por algo que no debía. No volveré a llevar pantalones, eso lo tengo claro”.

A vosotrxs, ¿qué os parece esta historia? ¿No os resulta inspiradora? Dejádnoslo en los comentarios de Facebook. 

Fuentes: Dailymail, NYPost.