Leonardo Di Caprio es un hombre muy atractivo que conquistaría muchas chicas y chicas simplemente guiñando el ojo del culo, pero cuando era joven este fenómeno era aún más exagerado y raro era encontrar una carpeta de veinteañera sin alguna foto del actor. Titanic o Diario de un adolescente contribuyeron sin duda a esa imagen, pero otra, un poco menos famosa, fue La Playa.

Esta película está basada en un libro de Alex Garland, escritor y guionista de Ex Machina, y fue dirigida por Danny Boyle, uno de los mejores directores británicos del momento por películas como Slumdog Milionaire o Trainspotting.

En el filme aparecen otros actores de renombre como Robert Carlyle (famoso por Full Monty) y la camaleónica Tilda Swinton.

La película trata sobre una isla paradisíaca que un grupo de abraza-árboles han mantenido en secreto para poder vivir idílicamente en paz. Di Caprio es un joven que, con sus amigos, llega nadando a la isla. Pero, obviamente, las cosas se torcerán.

La historia habla sobre temas como la preservación de la naturaleza, la avaricia, el control, la manipulación, etc.  Así que, en su momento, ya fue una película bastante polémica.

Si no la habéis visto, os la recomendamos, ya que, te guste más o te guste menos, la película realmente se siente como un viaje a un lugar y una experiencia demasiado bonita para ser verdad.




Lo más curioso es que, recientemente, ha habido un caso relacionado físicamente y temáticamente con la isla.

Las autoridades de Tailandia han ordenado el cierre temporal de esta playa tan famosa ¿Y por qué? Pues debido al daño ambiental causado por los turistas.

La Bahía Maya, en la isla de Koh Phi Phi Leh, quedará cerrada para todos los visitantes durante cuatro meses desde este junio. Todo para permitir que los arrecifes de coral y la vida marina puedan recuperarse.

Muchos parques nacionales ya habían sido cerrados, pero la Bahía Maya seguía abierta debido a la demanda turística generada por la película de 1999.

De hecho, la playa estaba acogiendo una media de 200 navíos y 4000 visitantes, pero cuando unos biólogos comprobaron el estado de su ecosistema decidieron parar la locura.




Thon Thamrongnawasawat, un científico tailandés, dijo que era como si alguien hubiese estado décadas sin descansar los fines de semana.

Puede que algunas personas que tengan negocios en la localidad no estén conformes, pero la mayoría saben que tanto turismo es insostenible y que dejar que la playa se recupere es lo mejor para todos.

Las autoridades científicas tailandesas tienen claro que, en el momento que cese la actividad turística, el parque nacional empezará a recuperar su flora y fauna.

Thon dijo que siempre había soñado con ocuparse de la recuperación de la Bahía Maya.

“La he visto cuando era un  paraíso y también cuando ha sido destrozada por extranjeros”.

Esperamos que Thon pueda hacer que la isla recupere toda su vida y esplendor.



¿Qué otras islas paradisiacas conocéis? Ponédnoslo en los comentarios de Facebook.

¡Si quieres Cabronizarte más todavía, suscríbete a nuestras notificaciones para tener contenido en exclusiva!

Fuentes: people, theguardian