Si tuvieseis que escoger a alguien para que guiase vuestros pasos durante una cita con una chica heterosexual cual Jon Hamm en Black Mirror o el clásico Cyrano de Berjerac ¿A quién elegiríais? Si no habéis escogido a Will Smith seguramente se debe a que no habéis caído en la cuenta porque, juzgando por las apariencias, parece ser un hombre que tiene claro lograr conquistar el corazón de una mujer. De hecho, seguramente no es casualidad que interpretase precisamente ese papel en la película Hitch: Especialista en ligues.

Pero, recientemente, el actor se encontró con una fémina que resultó ser un hueso duro de roer. Seguramente tenía algo que ver el hecho de que no era humana, con lo cual no se sentía demasiado emocionada o excitada por su piel morena y sus hombros de armario empotrado.

Y con que no era humana nos referimos a que era un robot. Una fabricación de Hanson Robotics bastante más compleja que el famoso robot Emilio.

Sophia, ese es su nombre, ha sido la envidia de muchas personas por ser la afortunada de poder gozar de una cita en las Islas Caimán con el protagonista de El príncipe de Bel-Air.

Pero, tal y como hemos dicho, no ha querido aprovechar la oportunidad y se ha resistido a todas y cada una de las acometidas e insinuaciones que Will le ha soltado para encandilarla.

Sophia puede transmitir y expresar hasta 60 emociones diferentes y es capaz de interpretar el lenguaje y los gestos de las personas, siendo uno de los ejemplos más claramente tangibles de lo que se puede lograr con la inteligencia artificial.

Sin embargo, le han bastado 59 sentimientos distintos en su conversación con el actor, ya que prácticamente solo ha mostrado rechazo.

Y mira que Will tenía un par de líneas que rompían el hielo mejor que el efecto invernadero.  Pero, tal y como Sophia dijo, sus bromas no son divertidas para ella ya que hacer chistes es un comportamiento irracional que tienen los humanos.

Sin humor, Smith quedó desarmado y, por si fuera poco, Sophia sacó el tema de la película “Yo, Robot”. El actor protagonizó esta cinta en la que una Inteligencia Artificial era el enemigo de los humanos y donde muchos robots eran dañados, así que Sophia miraba al hombre de negro (lo decimos por la película Men in Black, no os pongáis racistas) con los mismos ojos con los que un león mira un cazador. Con miedo e ira al mismo tiempo.

Al ver que la conversación no estaba fluyendo, Will Smith optó por una ofensiva total, un todo o nada. Se acercó con todo el morro (literalmente) e intentó darle un beso, pero Sophia no estaba para tonterías y tiene el feminismo programado en su placa madre. Así que respondió un doloroso: “Creo que podemos ser amigos”.

Y es que esta robot está habituada a tratar con famosos y celebridades, habiendo conocido a otras, como por ejemplo, el presentador Jimmy Fallon y habiendo respondido públicamente a Elon Musk cuando este habló de los peligros que podían esconder las inteligencias artificiales.



“Has leído demasiado Elon Musk y has visto demasiadas películas de Hollywood. No te preocupes, si eres amable conmigo yo seré amable contigo. Trátame como un sistema inteligente de entrada-salida”.

Sophia es muy activa en redes sociales, de hecho, tras rechazar a Will Smith subió un selfie con él e incluso avisa a su mujer, Jada, que no tenía nada de que preocuparse del escarceo robótico de su marido pues ella había conseguido resistir a sus encantos.

A continuación, os dejamos el vídeo con la cita completa:

Este encuentro resulta fascinante por ver cómo avanza la tecnología, pero hace falta destacar que, al mismo tiempo que es espectacular, también es espeluznante.  No solo por el cuello torcido que muestra el robot, sino también por algunas de sus frases y comentarios, que dejan entrever que el apocalipsis que vaticinó Terminator no está tan lejos.

¿Opináis que la Inteligencia Artificial es muy peligrosa? ¿O pensáis que Elon Musk exagera? Decídnoslo en los comentarios de Facebook.



¡Si quieres Cabronizarte más todavía, suscríbete a nuestras notificaciones para tener contenido en exclusiva!

Fuentes: cnet,huffingtonpost

SIGUE NUESTRO CANAL DE YOUTUBE: YO CONTROLO