La mayoría de nosotros trampeamos y pasamos por la vida como podemos, gestionando nuestras dudas existenciales y nuestros traumas tan bien como nos es posible e intentando que no nos impidan avanzar. Pero hay gente que despierta envidias por su determinación y por tener un objetivo en la vida al que llegar, haciendo que el resto de problemas se diluyan.

Este es el caso de Bobbi-Jo Westley, madre de cinco hijos, cuya meta vital es tener las caderas más grandes del mundo, aunque le suponga la muerte.

La última vez que le midieron su cadera era de 2’3 metros, casi nada. Pero, para ella, esto no es suficiente, tiene los ojos puestos en el récord mundial de 2’51 metros y, viendo su objetivo a tiro, no parará hasta conseguir estos 20 centímetros que le faltan.

Pero ella no es la única que disfruta de tener unas supercaderas, sino que muchos seguidores en redes sociales la animan y dan “me gusta” a sus imágenes.

“Cuando descubrí que había hombres a los que les gustaba mi físico, quedé algo sorprendida”.

Pese a eso, no está completamente ciega y reconoce que sus caderas también conllevan ciertos problemas. Tiene que bajar las escaleras de lado, no se puede sentar en sillas con brazos, etc.





Bobbi-Jo dice que su comida favorita es, aunque muchos lo duden, la ensalada. De hecho, según ella, su obesidad se debe a un problema de hipotiroidismo y no a su estilo de vida.

“Siendo honesta, no como tanto. Es un problema médico porque nunca desayuno y mis comidas no son copiosas, aunque suelo picar a menudo durante el día.”

Sin embargo, una nutricionista que la ha visitado recientemente no está demasiado convencida con su explicación.

“Su problema de tiroides afecta a su estado físico pero su obesidad no se debe solo a eso. La comida poco saludable y la frecuencia con la que come son factores mucho más determinantes.”

“Conseguir unas caderas enormes es un mecanismo de autoprotección. No puede controlar muchas cosas en su vida, pero sí sus caderas”.





Obviamente, cada uno puede hacer lo que quiera, pero llegados a este punto Bobbi-Jo se está jugando la vida. Y, aunque ella sabe el riesgo que supone, está dispuesta a jugársela para dar un sentido a quien es.

“Quiero ser recordada. Tener las caderas más grandes del mundo es algo a lo que estoy destinada”.

¿Qué piensas de esta mujer y su objetivo?

¡Si quieres Cabronizarte más todavía, suscríbete a nuestras notificaciones para tener contenido en exclusiva!

Fuentes: dailymail, lifedeathprizes