La mayoría de jóvenes de 17 años están pendientes de cosas como la selectividad, ahorrar para el carné de conducir o conseguir DNIs falsos para entrar en la discoteca junto a los amigos con los que pasan cada día de la semana. Pero no todos los adolescentes comparten el mismo tipo de vida, hay algunos que, tocados por la suerte o por la desgracia (según se mire) tienen una vida completamente diferente.

Por ejemplo, si eres hija de Jude Law y Sadie Frost seguramente tus rutinas y tu vida, sean un poco diferente a las del resto de jóvenes, sobre todo si te dedicas a las pasarelas (y no nos referimos a haber hecho una ingeniería de puentes y caminos).

Concretamente hablamos de Iris Law que, con solo 17 años, ya es una figura importante en el mundo de la moda.

La modelo ya inundó titulares cuando tenía dos años de edad, pero por un motivo diferente. Mordió una pastilla de éxtasis en una fiesta para niños celebrada en un establecimiento de Soho House y, aunque no le ocasionó ningún problema grave, tuvieron que hospitalizarla y hacerle un lavabo de estómago.

Siendo sus padres famosos, la locura que sería (y será) su vida no había hecho más que empezar.



Jude Law y Sadie Frost se separaron en 2003, cuando ella aún era pequeña, pero, al parecer, eso no la empequeñeció y, con quince años, realizó su primera sesión de fotos para Illustrated People.

“Primero pensaba que solo era una pequeña sesión, pero luego estuve muy contenta de ver el éxito que tuvieron al aparecer en portadas de periódicos y páginas web. No estaba preparada y tuve que contratar un agente rápidamente.”

Iris entró por la puerta grande y, seguramente, el hecho de que Kate Moss sea una amiga de la familia, supone una pequeña ayuda. Que uno de los nombres más importantes en el mundo de la moda sea tu padrina, sin duda da cierto caché, pero es que, además, Iris fue dama de honor cuando Kate se casó en 2011.

Su éxito quedó confirmado cuando Iris se convirtió en una las embajadoras de la campaña de belleza de Burberry. Esto no solo le dio prestigio y un sueldo más que simpático, sino que también fue donde conoció a su pareja, Kelvin Bueno, otro modelo de la marca.

Si ha conseguido todo esto en solo dos años de carrera ¿Qué más puede hacer? En una entrevista reveló su pasión por el arte, concretamente en la pintura y fotografía y, si lo hace la mitad de bien que posando, no hay duda que también triunfará en ello.

Iris seguramente viaje a algún sitio glamuroso esta Semana Santa ¿Dónde iréis vosotrxs? Ponédnoslo en los comentarios de Facebook.

¡Si quieres Cabronizarte más todavía, suscríbete a nuestras notificaciones para tener contenido en exclusiva!

Fuentes: lavanguardia, thetab