Avergonzar y reírse de alguien por su físico es algo que siempre ha existido y que Internet ha multiplicado de forma exponencial. Con las redes sociales, es demasiado fácil poder insultar a una persona desde una posición segura como es estar detrás de la pantalla de un ordenador.

Obviamente, los famosos son especialmente susceptibles a la hora de recibir este tipo de críticas. Su modo de vida genera mucha envidia y hace que muchas personas anónimas incluso consideren que es justo atacarles.

Una celebridad que ha sido increpada en varias ocasiones es Selena Gomez. La cantante explicó en el programa de Ellen DeGeneres como, en 2015, la habían masacrado a comentarios desagradables por, únicamente, estar en la playa vistiendo un bikini rosa que le iba un poco pequeño.

“La gente me llamó gorda. Pero no solo eso, sino que relacionaban eso con que estaba hecha un desastre y que había caído a lo más bajo. Yo no lo entendía ¿Solo porque estoy de vacaciones en bañador? Vale que era un poco pequeño, pero no pasa nada”.

Seguramente por eso, Selena Gomez no se ha dejado amedrentar cuando le ha vuelto a pasar lo mismo.

De nuevo, la criticaron por vestir un bikini de cuerdas y por lucir más curvas de la que algunos energúmenos de Internet consideran necesarias.

Pero el lunes siguiente ella cortó por lo sano y, antes de ser preguntada en cualquier entrevista, subió un vídeo a su Instagram en el que mostraba sus vacaciones con sus amigos y se leía el siguiente texto.

“El mito de la belleza y la perfección atrapa la mujer moderna en un intento de cumplir los cánones imposibles de esta sociedad. Si me cuido es porque quiero, no para intentar demostrar nada a nadie”.

Debemos tener en cuenta que estas son las primeras fotos de Selena en bañador tras su trasplante hígado que, obviamente, ha afectado a su forma física.

“Tengo una pequeña obstrucción que estará para siempre en mi estómago. Me tendré que vestir diferente y, al principio, era realmente grande”.

La cantante de Wolves sabe como tratar sus haters combinando un mensaje claro y grandes dosis de indiferencia.

“No quiero que ganen. Me molesta que crean que pueden acabar conmigo así que cuando pasa algo así subo alguna foto a Instagram para que les quede claro que, digan lo que digan, yo estoy contenta conmigo misma.”

¡Si quieres Cabronizarte más todavía, suscríbete a nuestras notificaciones para tener contenido en exclusiva!

Fuentes: cbsnews, people