Estamos viviendo una de las eras más complejas que la humanidad ha enfrentado sobre la faz de la Tierra. Una semana, de repente, un tío manda un coche al espacio y, a la siguiente, nos volvemos locos porque Tamagotchi ha lanzado una aplicación que recupera el viejo juego de los 90. Son todo contrastes derivados, probablemente, del ‘boom’ que ha supuesto la integración de Internet en nuestra sociedad. Mientras aprendemos cómo utilizarlo, podemos disfrutar de situaciones como la que os traemos hoy.

Elon Musk Dancing GIF by Big Beat Records - Find & Share on GIPHY

La historia de hoy empieza con una bebé, estirada en su cuna y con un chupete en la boca haciendo cosas de bebé… con la sutileza de que esta bebé tiene 23 años. ¿No se os ha quedado el culo torcido? Porque a nosotros sí.

Esta estrella de YouTube se ha hecho famosa por ser una ‘bebé adulto’. Viste y se comporta como una pequeñaja para el deleite de sus fans.

Jess cuenta con más de 160.000 suscriptores y sus videos en la red social acumulan ya millones de visitas. En sus producciones muestra la rutina que sigue en su día a día. Desde como se ducha hasta como mantiene la relación con su novio, que incluso se ha encargado alguna que otra vez de cambiarle el pañal.

Explica que, aparte de estos vídeos, que son su trabajo, también lleva una vida adulta normal.

«Tengo mi propio sitio web y luego tengo otros pasatiempos. Me gusta hacer arte, me gusta cantar, solo cosas normales».

Explica que uno de los mayores malentendidos que causa su canal es que la gente se piensa que ella no puede llevar una vida adulta completamente funcional. «Me preparo mis propias comidas, conduzco, lavo mi ropa, me visto por mí misma, me cuido…».

Por el contrario, su interés en el estilo de vida de Adult Baby / Diaper Love (ABDL) es un elemento adicional de su rutina diaria, así como su relación con su novio. «Llevo con mi novio actual casi un año».

«Es una relación completamente diferente a la que tenía antes, ya que mi novio actual se preocupa de verdad por lo que hago. Es una cosa que hay que hacer todos los días, pero no durante todo el día».

Insiste en que la relación de pareja es totalmente normal y no se ve afectada de forma negativa por esta rutina:

«Esto nos trae unas dinámicas nuevas para nosotros, es una zona de confort muy agradable».

«Es agradable que alguien te cuide y lo haga simplemente porque lo disfruta. También le gusta que confíe en él y le gusta poder cuidarme, le gusta la vulnerabilidad que estoy dispuesto a darle. Lo hace sentir necesitado y especial».

A pesar de que obtiene bastante apoyo por parte de sus seguidores, afirma que, en muchas ocasiones, necesita defender sus acciones y las de su novio: «Algunas personas dicen que es abusivo [mi novio], o dicen que está enfermo por querer una novia que actúe como yo».

«Dicen cosas como ‘Oh, es un pedófilo’, no lo dejaría solo con mi hijo».

«Eso es lo que le atrae. Que básicamente estás exponiendo por completo. Mostrándote de forma vulnerable ante la sociedad».

Jess también admitió haber sufrido abusos sexuales en el pasado. Sin embargo, ella insiste en no conectar su pasado con sus intereses actuales: «No siento que estoy haciendo esto para enfrentarme a mi pasado. Realmente nunca pienso en eso. No es esta cosa curativa», explicaba. «No quiero perpetuar la idea de que tienes que tener problemas con papá para estar en esto».