Hay personas que conciben su cuerpo de forma completamente diferente al resto. Por lo general, la gente cuida de su ‘recipiente del alma’ con esmero e intenta no alterarlo demasiado (no sea que se vaya a romper). Pero hay personas que no, que deciden llevarlo a su límite. Tenemos mucha piel y, para según que personas, esta puede resultar un poco ‘sosa’. ¿Qué opción tenemos? Pues no hay nada como unas buenas sesiones de tatuajes. Nuestra protagonista de hoy tiene mucho que añadir respecto de este asunto.

Tattoo GIF by Needles & Pins - Find & Share on GIPHY

Esta es la historia de Katzen Hobbes, una chica que, ya desde pequeña, soñaba con tener el cuerpo cubierto de rayas, como si de un tigre se tratase.

Cuando cumplió los 18 años, no tardó en empezar a hacer su sueño realidad. Sus primeros tatuajes empezaron a abrirse paso por su piel y, poco a poco, el ‘espíritu’ del tigre comenzó a apoderarse de ella.

Hoy en día ya tiene 40 años y el 90% de su cuerpo está completamente cubierto por rayas como si de un tigre se tratase.

«Todavía necesito un poco de trabajo debajo de la axila derecha y la oreja derecha, pero estoy casi lista», explicaba Hobbes. «Pero podría agregar algo más».





Ella considera su cuerpo una especie de escultura. Creo que es un lienzo sobre el que tiene que dibujar sus sueños, y este era uno de ellos. Hay muchas personas que, por capricho, se hacen un pequeño tatuaje, pero ella no. Ella quería esto desde que era ta solo una niña.

«Quería estar cubierta de rayas desde que era muy pequeña, pero no fue hasta los 9 mientras vivía en Japón, que me di cuenta de como podía hacerlo. A pesar de eso, mi madre me lo dejó muy claro: hasta los 18 años, nada».

«La mayoría de los tatuajes me los hice entre los 18 y los 28 años. Más de 227 tatuadores han trabajado sobre mi piel».

Hobbes tenía también unos piercings de silicona por debajo de la piel de su cara, pero tuvo que retirárselos por motivos de salud: «Tuve que quitármelos porque empecé a notar que afectaban a mi campo de visión. La operación me dejó seis cicatrices en la cara».

En la actualidad, trabaja como tatuadora y como parte del espectáculo 999 Eyes Freakshow junto con otros ‘personajes particulares’.

«Me siento más hermosa de esta forma. Es como un sueño hecho realidad».

A vosotrxs, ¿qué os ha parecido esta historia? ¿No os ha ‘rayado’ un poco? Dejádnoslo en los comentarios de Facebook. 

Fuentes: Huffintongpost, Tattodoo.

SIGUE NUESTRO CANAL DE YOUTUBE: YO CONTROLO