Hablar de los años 80, es hablar de una de las épocas más alocadas y coloridas de la humanidad. Una década que nos regaló cosas como los walkmans o Super Mario Bros; que nos deslumbró con artistas como Madonna y Cindy Lauper; que nos fascinó con películas como Regreso al Futuro o Terminator; podríamos estar así toda la tarde, pero no tenemos toda la tarde, así que vamos al grano.

Hoy queremos recordar a una cinta que, para todos nosotros, fue tremendamente especial por muchos motivos. Nos enseñó el valor de la amistad y del amor, pero, sobre todo, nos enseñó que, si querías ligar con alguien que fuese guapísimo, tenías que aprender a bailar de una p*** vez… y no medio bien, no; tenías que ser el fuc*** amo de la pista. ¿De qué peli os estaremos hablando? Efectivamente, de ‘Dirty Dancing’.

Para celebrar que este año se cumplen 30 años del estreno de la cinta en España, hoy repasaremos algunas curiosidades que, muy probablemente, no conocíais sobre esta famosa película y que son muy, pero que muy curiosas (de ahí que sean curiosidades… vamos).

1Quitarse años de encima

Jennifer Grey tenía 27 años cuando se presentó al casting para su personaje….pero claro, este, en la cinta, tendría que tener 17. Tuvo que convencer (de forma muy insistente) a los productores para que estos se creyesen que podía dar el pego.

2La improvisación más romántica

Una de las escenas más famosas del film fue completamente improvisada. A los actores se les dio total libertad para improvisar una escena que, como estaba planificada, no acababa de salir. La parte en la que se arrastran por el suelo y tal… todo inventado.



3Otros candidatos

Val Kilmer y Billy Zane fueron considerados para el papel de Johnny Castle. El primero rechazó el papel y, el segundo, no tuvo ningún tipo de química con Grey después de las primeras pruebas… por lo que tuvieron que llamar a un tercero (que haría historia): el difunto Patrick Swayze

4Baby tenía muchas cosquillas

La escena en la que Johnny le pasa la mano suavemente por el brazo a Baby y esta se ríe… era totalmente real. La cara de hastío que pone él es real también, ya que habían repetido la escena un montón de veces y ella siempre se reía.

5Baby casi tiene ‘Sexo en Nueva York’

Sarah Jessica Parker se presentó para el papel de Baby. Y no solo eso, además fue tremendamente insistente a la hora de que le diesen el papel. Desde el principio, los productores vieron que eso no podía ser…

6Una gran discoteca

El ambiente de filmación de la cinta no habría podido ser mejor. Todo el equipo de rodaje se implicó muchísimo con la música y los bailes. Tanto fue así, que estos bailaban en las grandes escenas de baile, dejándose llevar por la euforia. Este clima de familiaridad favoreció que muchos de los actores pudiesen improvisar algunas de las icónicas escenas.

7Una película grabada a toda prisa

La producción iba muy justa de tiempo. Tuvieron que grabar toda la película en tan solo 44 días y, para que los actores ensayasen, solo tuvieron un par de semanas… cosa que, para una producción de este tipo, es muy poco.

8Casi cambian el título

Después de acabar toda la producción de la cinta, la productora se dio cuenta de que podía tener problemas a la hora de exportar la película a Canadá, ya que la guardia fronteriza de ese país pensaba que se trataba de una película pornográfica.

9No todo está rodado en Virginia

La escena del lago está rodada en Carolina del Norte en pleno otoño… por ese motivo, los actores casi sufren de hipotermia y puede vérseles en la cinta con los labios azules.

10Las hojas de los árboles pintadas con spray

En teoría, la película ocurre en verano… pero claro, estaban rodando en pleno otoño. Esto provocó que, en la escena del bosque, el equipo de producción tuviese que pintar las hojas de los árboles con spray verde para que diesen el pego. Todo muy artesano.

A vosotrxs, ¿Qué os han parecido estas curiosidades? ¿Ya las conocíais? Dejádnoslo en los comentarios de Facebook. 

Fuentes: Metro, Diply.