“Call me by your name” ha sido una de las sensaciones del último año (por no decir de la última década). Su estreno hace unos meses fue toda una revolución, tanto para el mundo del cine como para algunos colectivos LGTB que se sintieron bien representados en la cinta. Tanto fue así, que la producción fue nominada a tres premios Oscar: Mejor guion adaptado (el cual se llevó de calle), Mejor Película y Mejor Actor para Timothée Chalamet.

Y es de este último de quien os queremos hablar hoy. El protagonista de la cinta se ha convertido en toda una sensación en el mundo del cine. La capacidad interpretativa que el actor ha demostrado en esta cinta, honestamente, nos ha dejado sin palabras. Pocas veces nos hemos encontrado ante un actor que sepa expresar, en muy poco tiempo, tantas emociones sin decir una sola palabra.

Esto le ha valido que, a sus 22 años de edad, haya sido uno de los actores nominados al Oscar a Mejor Actor más jóvenes de toda la historia de estos premios. Y, a pesar de que ahora todos hablamos de él…

¿Dónde había estado escondido? ¿Cómo es que, a raíz de esta película, el mundo se ha puesto de acuerdo para ensalzar su figura? La respuesta se divide en dos: gracias a su talento y a su belleza tan particular.



El papel que ha tenido en la cinta de Luca Guadagnino es indudablemente bueno. Pero, antes de esta cinta, ya lo habíamos podido ver en otras producciones. ¿Recordáis al hijo adolescente de Cobb en Interstellar? ¿Os suena el novio de la hija de Brody en Homeland? ¿Y el insoportable Kyle en la también alabada Lady Bird? Exacto. Timothée no se ha estado para nada tranquilo desde que, en 2008, tuviese su primer rol en un corto.

Su rostro afilado; su pelo revuelto; su piel extremadamente blanca; su cuerpo delgado y aparentemente frágil… son muchos los motivos que nos empujan a amarlo y a esperar de él una de las carreras de cine más prometedoras del futuro de la industria.

Según Greta Gerwig, directora de “Lady Bird”, Timothée es la perfecta mezcla entre “Bale y Day-Lewis, pero con una pizca de Leonardo Di Caprio”. Jennifer Lawrence, la famosa actriz ganadora de una estatuilla, también se ha declarado fan del joven, afirmando que lo está “machacando como a un cerdo para matarlo, y luego voy a entrar allí tan pronto como él tenga 30”… Quedan claras sus intenciones…¿no?

Chalamet, además, está muy comprometido con la lucha por la igualdad de género. Tanto es así, que ha decidido donar a causas que defienden a minorías de género todo el dinero ganado con su participación en la nueva cinta de Woody Allen “A Rainy Day in New York”, a raíz de todas las críticas que sufrió el director neoyorquino en los últimos tiempos.

Viene de una familia de artista: tanto su abuela como su madre y su hermana, se dedicaron al baile y a la interpretación en diferentes disciplinas. De madre estadounidense y de padre francés, Timothée habla a la perfección los dos idiomas de las tierras natales de sus progenitores.

Se nos ocurren pocas cosas más que podamos pedirle a alguien tan joven. Si tuviésemos que apostar por uno de los actores del futuro; por un intérprete que, sí o sí, acabará recogiendo un Oscar en no-demasiado tiempo… apostaríamos por Timothée Chalamet.

Y vosotrxs, ¿ya habéis visto la cinta? ¿Qué pensáis respecto a este actor? Dejádnoslo en los comentarios de Facebook.