No hay nada mejor para empezar el día que animarnos con una bonita (aunque dura) historia de superación de esas que tienen un final feliz. Hoy os traemos la historia de una adolescente que tuvo que acabar el instituto a través de Internet porque sus compañeros de clase no paraban de meterse con ella por tener una ‘mandíbula prominente’. Después de mucho tiempo sufriendo en silencio, al fin, ha decidido poner solución a su ‘problema’.

Proud Kate Winslet GIF - Find & Share on GIPHY

Lauren Whitt, de 20 años de edad y natural de Evergreen, Colorado (Estados Unidos), ha recibido recientemente una compleja operación en la mandíbula que ha corregido una serie de ‘deformaciones’ que no le permitían comer, respirar y hablar de forma óptima.

Su mentón estaba muy salido y la parte superior de su mandíbula estaba muy metida, por lo que el efecto que se producía en su rostro era inusual. Esto provocó que, muchos de sus compañeros de clase, la llamasen ‘fea’ o ‘bruja’ durante muchísimos años. Esto hizo mella en ella y le provocó grandes problemas de ansiedad.

En un momento determinado, tuvo que trasladarse a otra escuela, donde la cosa no fue mucho mejor. Los problemas de acoso seguían y, poco a poco, su paciencia iba mermando. Cuando le quedaban dos años para finalizar el instituto, no tuvo otra opción que acabarlo de forma online desde su casa.

A los 12 años, su dentista le informó de que debía operarse la mandíbula para corregir una sobremordida de nivel 3. ¿Cuál fue el problema? Pues que, sus padres, dejaron pasar el tiempo y no procedieron a reparar el problema. Con el tiempo, la sobremordida fue a peor y en 3 años ya era completamente insostenible.





Finalmente, hace 4 meses, pudo pasar por el quirófano, donde los cirujanos le ‘fracturaron’ ambas mandíbulas y se las volvieron a juntar con varios correctores y sistemas de sujeción para darle a la mandíbula la forma que deseaban.