Podríamos decir que un millonario de buen corazón es como un calamar gigante, raramente vemos uno, pero sabemos que existen algunos por ahí escondidos. Acumular dinero, aunque parezca mentira, no es malo y tiene sus ventajas como, por ejemplo, poder solucionar la vida de todo tu pueblo natal.

Es el caso de Xiong Shuihua, un titán de la industria metalúrgica china que decidió regresar al pueblo donde nació para construir casas de lujo para todos sus residentes.

El millonario se gastó millones en transformar toda la comunidad. Demoliendo las casas de madera y reemplazándolas por viviendas nuevas y espaciosas.

El hombre de 54 años nació en Xiongkeng, un pueblo del sur de China y, aunque amasó una fortuna, nunca se olvidó de la comunidad en la que creció.

“Tengo más dinero del que soy capaz de gestionar y pensé que una forma de hacer algo positivo con él era ayudar a mis raíces”



Y la verdad es que ha echado abono a las raíces para que crezcan durante mucho tiempo ya que han hecho falta más de 4 millones de euros para regenerar la zona donde viven 90 familias.

72 de ellas disfrutan de pisos nuevos mientras que las otras 18 han recibido sus propias villas de lujo puesto que le ayudaron a él y su familia cuando más lo necesitaban.

Además, los residentes más ancianos y con un renta más baja recibirán comidas gratis.

Cuando los habitantes de la isla han sido preguntados al respecto han dicho que recordaban a sus padres.

“Eran gente de muy buen corazón que siempre se preocupaban mucho por los demás. Es genial que su hijo haya heredado tal cualidad”.

La verdad es que tampoco nos podemos fiar mucho de estas declaraciones porque pocos de nosotros criticaríamos o rajaríamos de alguien que nos acaba de regalar una villa.

¿Qué haríais vosotros si tuvieseis tanto dinero? Explicádnoslo en los comentarios de Facebook.

Fuentes: telegraph, dailymail