Hoy ha salido el tráiler de una de las películas Disney de este año, Christopher Robin. Puede que con ese nombre no sepáis sobre qué trata, pero uno de sus personajes es uno de los dibujos infantiles más icónicos de todos los tiempos y el tercer oso animado más molón de todos tras Balú y Yogui.

Winnie the Pooh es el principal reclamo de esta película aunque, al igual que en los dibujos, el protagonista es Christopher Robin, ese niño que también aparecía en la serie, pero no le importaba a nadie. Un poco como la niña de Los Fruitis.

Siempre que se revive a un personaje tan emblemático como este hay cierta expectación por ver la película, pero por lo visto en el tráiler hay un par de giros de guion.

Primero, en este filme Christopher está ya crecidito y parece que se ha pasado a una vida convencional lejos de animales parlantes y poluciones nocturnas típicas de la pubertad.

Y segundo, Winnie the Pooh da más miedo que ducharse con la luz apagada. Cuando en el anuncio aparece sin previo aviso detrás del banco, Christopher Robin deja escapar un pedo con pegatina del susto que le da. Entonces, el personaje interpretado por Ewan McGregor pregunta acojonado:

“¿Pooh?”

Es en ese momento que se produce el instante más terrorífico del tráiler. Un oso de peluche de lo más tétrico que parece haber matado al Pooh original para robarle la camiseta mira al hombre y, con una voz a medio camino entre el terror y la comedia, le dice:

“Christopher Robin”



Los pelos como escarpias, el culo envasado al vacío, las piernas temblorosas y el corazón en un puño.

Este oso es mucho más para adultos que Ted y, por lo visto en el anuncio, no debería permitirse que los niños pequeños la viesen porque les puede petar la patata, ya que en vez de una película sobre un niño y los peluches que le hacían compañía, parece que trata sobre un pobre hombre siendo perseguido por los fantasmas de su pasado.

Este tráiler nos hace pensar que puede que la película no sea para los más pequeños y que sea una versión mucho más oscura en contraposición al reciente filme acerca del mismo personaje “Goodbye Christopher Robin” y más cerca de Insidious que de otra cosa.

Seguramente la película tendrá un espíritu jovial y será apta para todos los públicos, pero, ya sea por la edición del tráiler o por la voz de Pooh, este adelanto ha dado bastante miedo, en todos los sentidos.

A continuación os dejamos el tráiler para que lo juzguéis por vosotrxs mismxs la voz del oso:

¿Qué opináis de este tráiler? ¿Os ha parecido divertido de forma inintencionada? Ponédnoslo en los comentarios de Facebook.