Netflix es una máquina de hacer series en todo el mundo y sus nuevas propuestas para cada año son esperados como agua de mayo. Este 2018 se estrenaba Altered Carbon a principios de año, una de las apuestas más fuertes de la plataforma online. Un thriller futurista bastante complejo con toques de novela negra y bastante violencia.

Su protagonista durante, al menos, la primera temporada es Joel Kinnaman un actor que, sobre todo en esta serie, destaca por un físico espectacular y que poco a poco se va consolidando en Hollywood.

En 2002 empezó su carrera como actor en Europa, pero no fue hasta 2009 que adquirió cierta fama con el personaje de acción Johan Falk. A partir de este punto su carrera pegó un buen acelerón.

Trabajó con el director Daniel Espinosa en Dinero Fácil y de ahí ya saltó a hacer papeles sencillos en películas más conocidas como Millennium: Los hombres que no amaban las mujeresLa hora más oscura y El invitado.

Su padre es americano, pero la familia se mudó a Suecia durante la Guerra del Vietnam ya que su madre es sueca y a él puede que no le veamos tanto en Estados Unidos precisamente porque, según él, no prioriza los trabajos de Hollywood, sino aquellos que más le atraen.



También ganó muchos puntos gracias a la serie The Killing (2011-2014) en la que interpretaba al detective Stephen Holder. Entonces parecía que podía llegar uno de los papeles de su vida con el remake de RoboCop, pero fue un fracaso comercial.

Por suerte, entre la serie y esas apariciones en distintas películas consiguió hacerse un hueco en esta industria tan exigente y también gracias a su relación de trabajo con Daniel Espinosa, el director anteriormente citado.

Recientemente destaca por haber participado en la serie House of Cards, donde interpreta al apuesto y ambicioso rival de Frank Underwood en las elecciones y por ser el «líder» del Escuadrón Suicida en la película de DC Comics, repitiendo personaje en la futura segunda entrega.

Y pese a tener que mostrar buena planta y fortaleza en muchos de sus roles, nunca se había puesto tan fibrado como lo vemos en Altered Carbon. Como hemos dicho, la serie no escatima en violencia, pero tampoco lo hace en desnudos así que el músculo era doblemente necesario.

Así que, tanto si teníais intención de ver esta serie de Netflix como si no, os damos un motivo más para que os animéis a hacerlo.

¿Conocíais la trayectoria de Joel Kinnaman? ¿Qué os parece como actor? Dadnos vuestra opinión en los comentarios de Facebook.