Los lunes suelen ser días trágicos para todos los seres sobre la faz de la Tierra. Pasar un hermoso fin de semana, lejos del trabajo y cerca de una cerveza y, de un día para otro, nos vemos sumidos en la monotonía del trabajo y la rutina. ¿Por qué la vida es tan cruel? ¿Nos dará tregua algún día? A la espera de saberlo, hoy hemos decidido recordar algunos de los motivos por los que un lunes es un día fácil de odiar y difícil de olvidar.

1O está al revés…

O hay que demandar al diseñador con urgencia.

2Es mejor que vuelvas a la cama

Deja el desayuno para la cena.

3Se puso laca en el sobaco

¿Puede haber algo que pique más?

4Se quitó los zapatos en el tren

Y se intercambió los zapatos con el vecino… que se bajó una parada antes.

5Se pegó una borrachera en su casa…



Y no encontró la pasta de dientes.

6Estilo Superman

Solo que muy mal entendido.

7Puso los granos equivocados

Una forma complicada de hacer café.

8Llegó a la oficina y supo que ese no sería su día

¿Cómo no se dio cuenta?

9me encantaría ver su cara cuando vaya a mear

En el caso de que no se sorprenda… llamad a la policía.

10Lo bueno es que así no irá despeinada

Podrá ir muchas cosas, pero no despeinada.

11Levaba dos meses dejándose crecer la barba

Y se equivocó con el número de la maquinilla.

12¿Una tacita de café?

Si puede ser dentro de la taza en sí, mejor.

13Cagarla de buena mañana



Dejando de lado el error… ¿Qué diablos es ese líquido?

A vosotrxs, ¿cómo os sientan los viernes? Dejádnoslo en los comentarios de Facebook.