Según la RAE, un modelos es un «arquetipo o punto de referencia para imitarlo o reproducirlo». Esto en el mundo de la moda de ropa, se aplicaría al profesional del sector que se dedica a exhibir las prendas de ropa de una marca determinada para darla a conocer al gran público. O, por decirlo de otra forma, son esas personas que se visten con cosas rarísimas y caminan por una pasarela como si algo les estuviera pinzando las nalgas.

Evidentemente, esto último es una broma (para lxs más sensibles). Se puede ser modelo en muchos aspectos (no solo en una pasarela) y hoy, como veréis un poquito más adelante, os venimos a hablar de una modelo de fotografía. Una joven que se ha hecho famosa por su impresionante color de piel y por otro factor… que más adelante os contaremos.

Todo nació a partir de la iniciativa de uno de los fotógrafos más populares y reconocidos del momento.

Se trata de Cameron-James Wilson, un artista que, cuando se arma con su cámara, no hay quien lo pare. Ha fotografiado a algunxs de lxs modelos más famosxs del momento.

Recientemente ideó un nuevo proyecto que tenía como protagonista a la modelo Shudu Gram, una chica de cuerpo esbelto y un color de piel que parecía ‘irreal’.

¿No estáis alucinando con ella? ¿No os parece demasiado perfecta para ‘ser de este mundo’?

Pues en esta última frase radica la clave de todo este asunto, porque Shudu no es una modelo especial solo por su físico… sino porque no existe. Esta hecha completamente de forma digital.

Se trata de la primera ‘supermodelo digital del mundo’. Su perfil de Instagram de su fama: con apenas unas pocas fotos, ya ha conseguido casi 50.000 seguidores.

Y, a pesar de que ahora sabemos que está hecha por completo con píxeles, esto lo desconocíamos hace unas semanas. Las imágenes son tan realistas que nadie se había olido la tostada.

Cuando ‘el secreto’ se reveló, Internet y el mundo de la moda se volvion completamente locos. Tanto era así, que la modelo había participado en la promoción de la marca de cosméticos Fenty Beauty, la compañía de Rihanna.

Wilson, a sus 28 años, se ha pasado años creando este concepto de modelaje y, gracias al ruido que ha hecho, ahora todo el mundo habla de él.

A pesar de que la respuesta ha sido bastante positiva por parte de casi todos los sectores, también se han alzado voces en contra, criticando que, en lugar de buscarse a una modelo ‘de color’ real, se opte por una digital.

«Recibo muchos comentarios que dicen que su belleza es ‘rara’, pero ella representa y está inspirada en todo un continente de bellas mujeres», explicó Wilson.

Junto a Shudu, Wilson también ha introducido a un modelo digital masculino llamado Nfong Obong.

«Después de recibir muchos comentarios inspiradores y de apoyo de personas que sentían que Shudu era una obra de arte positiva y alentadora, que reflejaba un ideal de belleza real no contaminado por los estándares occidentales, mi arte cambió».

«Ganó mucho más peso y sentí que mi trabajo tenía un significado. Shudu no es una modelo por contrato, es una musa para mi producción creativa. Continúo publicando en su Instagram porque la gente realmente disfruta el arte, disfruta las imágenes».

«No estoy tratando de reemplazar a los modelos y, en todo caso, es una crítica sobre cuán falsa se ha vuelto la sociedad que un Modelo CGI puede pasar como uno de verdad».

A vosotrxs, ¿qué os parece este nuevo concepto de modelaje? ¿Mejor o peor que el tradicional? Dejádnoslo en los comentarios de Facebook. 

Fuentes: Independent, Metro.