Hoy en día, para comunicarnos con cualquier persona, solo hace falta sacar nuestro dispositivo móvil, abrir nuestra aplicación favorita de mensajería gratuita y mandar todos los mensajes y audios que nos apetezcan (cosa que, con total seguridad, encantará al receptor… ejem). Esto, que ahora nos parece muy normal, hace unos años era impensable.

France Art GIF by SDRNバ ーチャル - Find & Share on GIPHY

No sé si os acordáis, pero antes del 2013, si queríamos mandar un mensaje de texto a otro terminal móvil, lo más habitual era hacerlo vía SMS y ello nos suponía un gasto de dinero que, al final de mes y si enviábamos muchos mensajes, podía ser bastante significativo.

¿Qué pasó en 2013 que todo cambió? Pues que WhatsApp lazó su aplicación para dispositivos Android y así ya todo el mundo podía acceder a la mejor aplicación de mensajes gratuitos que existe. Ya estaba en Apple desde 2009, pero no fue hasta este año que la aplicación se ‘democratizó‘.

Excited Good News GIF by Charm Ladonna - Find & Share on GIPHY

¿Por qué os explicamos todo este rollazo? Por un motivo muy simple: para que veáis lo que puede suponer la tecnología en el sentido más positivo posible… ya que ahora os contaremos un caso en el que el progreso tecnológico queda en entredicho.

Ella lo conoció a él en un bar la noche anterior. La noche fue bastante fructífera y ambos se cayeron en gracia. La cosa no pintaba mal y se intercambiaron los teléfonos. Cada uno se fue a su casa, pero ella se quedó con las ganas de más y decidió enviarle un ‘mensajito’ para recordarle que, en lo más profundo de su ser, deseaba volver a verlo… solo que la forma en la que se lo dijo no fue la más ‘correcta’.

Efectivamente. Al parecer, la ortografía es algo fundamental para él y, por lo que podemos ver, este no es un campo en el que ella destaque demasiado (al menos de forma positiva). Ella, pobre inocente, le pregunta de la forma más inocente si él se refiere a lo que todos sabemos que se está refiriendo.

Él ya con algo de ironía, se reitera en lo anteriormente dicho. Pero ella tenía lo que podríamos considerar como una ‘arma secreta’. Visto lo visto, era la única opción que tenía si no quería acabar de perder la batalla.

Lanzó el misil y espero a que este hiciese efecto. Es lo que podríamos considerar como un ‘arma de destrucción masiva’ y ella lo sabía.

Por decirlo de forma suave y sutil, el efecto conseguido fue el deseado y él, por lo que podemos apreciar, ya no consideraba la ortografía como algo tan importante para emparejarse con alguien.

The Simpsons Hearts GIF - Find & Share on GIPHY

Esto, de alguna forma, nos recuerda a aquella frase de Groucho Marx: “Estos son mis principios. Si no le gustan, tengo otro”.

Kevin Clancy Laughing GIF by Barstool Sports - Find & Share on GIPHY

A vosotrxs, ¿qué os parece este particular método de conquista? ¿también tenéis, al igual que nuestro protagonista, unos principios tan ‘firmes’? Dejádnoslo en los comentarios de Facebook.