El año 2001 podría ser recordado por muchas cosas, pero por lo que sin ningún tipo de dudas ha pasado a la historia, es por ser el año en el que se emitió el primer programa de Operación Triunfo (OT para los millenials). Empezaba el milenio y la televisión pública de España decidió que había que empezar con buen pie: con un reality de música. ¿El resultado? Un éxito absoluto (sino que se lo digan a Bisbal, Bustamante o Rosa de España).

No era de extrañar que, al poco tiempo, se intentase expandir este formato a otros sectores de la sociedad como, por ejemplo, los niños. Así pues, TVE lanzó, en el año 2003, un nuevo reality llamado Eurojunior. En este espacio se buscaba elegir al joven (de entre 8 y 16 años) que representaría a España en el festival de Eurovision Junior.

El formato volvió a ser todo un éxito, tanto de crítica com de audiencia y de ahí, en los tres años que duró, salieron grandes talentos de la música. Pero hoy os queremos hablar de uno muy concreto que, cuando os digamos el título de la canción que lo hizo famoso, de seguro os sonará. Se trata de un chico de Zaragoza que llegó al programa con una personalidad arrolladora y que con su hit «Chachi Piruli» hizo bailar a todos los campings de la península. ¿Os acordáis? Efectivamente, estamos hablando de Diego Domínguez, también conocido como el «Sinvergüenza».

Diego, a sus 12 años, tuvo un papel muy destacado en esta primera edición y, a pesar de no haber ganado, todavía hoy en día sus canciones siguen arrancando algún que otro baile a los que ya peinan alguna que otra cana. Pero, ¿qué ha sido de ese chavalín? Hoy vamos a repasar su carrera.

Después de salir del programa, su vida dejaría bastante de lado el mundo de la música para dirigirse más al mundo de la interpretación. Los más espabilados habrán podido verlo en un pequeño papel en la serie de Física o Química y, si nos vamos a los últimos tiempos, también pudimos disfrutar de su talento en El Secreto de Puente Viejo.



Aquí, en su país, estaba cosechando un relativo éxito, pero no fue hasta que cruzó el charco que su fama acabó de explotar. Con su llegada a Argentina, Diego se incorporó al reparto de la serie adolescente Violetta, producción de Disney Channel.
Su rol en esta serie le dio gran popularidad en toda Sudamérica, donde la serie fue todo un éxito.

En España, más recientemente, pudimos verlo en la película Cien años de perdón, en la que compartió cámara junto con Luis Tosar y José Coronado. La última serie en la que pudimos verlo fue en la aclamada Perdóname Señor junto a Paz Vega.

Su último logro ha sido el de hacerse con la victoria en el programa italiano DD Dance, en el cual bailó con la popular actriz argentina Clara Alonso, compañera de reparto de Diego en la serie de Violetta.

Aparte de todos estos cambios en su vida profesional (la cual parece ser bastante fructífera), poco queda ya de aquel joven que hace década y media revolucionó a media España con sus simpáticas canciones.

Su aspecto es el de un modelo de revista de esos que levantan pasiones allá por donde pasan. Es complicado ver en su rostro algo del niño que fue y puede que ahora sí, sea un verdadero ‘sinvergüenza’.

Cuenta con más de un millón de seguidores en Instagram (@diegomceaoficial).

A vosotrxs, ¿qué os ha parecido su impresionante cambio? Dejádnoslo en los comentarios de Facebook. 

Fuentes: Buzzfeed, Elegímaldia.