El instinto maternal y paternal hace que una pareja haga lo imposible por tener un hijo o hija cueste lo que cueste. Y si no puede ser mediante el método más tradicional (guiño, guiño) se consigue mediante la fecundación in vitro, mediante un vientre de alquiler o a través de la adopción.

sigourney weaver aliens GIF

A veces, esa inventiva para conseguir ser padres, hace que se creen situaciones de lo más estrafalarias, pero, al mismo tiempo, de lo más satisfactorias.

Es el caso de esta mujer de Arkansas que, debido a que era estéril, recurrió a su suegra para tener su hijo mediante la gestación subrogada.

A sus cincuenta años y con su menopausia en camino, Patty Resecker llevó en su vientre a su nieto, o lo que es lo mismo, el hijo de su nuera Kayla y su hijo Cody.

“Es su niño, yo solo soy el recipiente”; bromeaba la abuela.

Kayla descubrió, en su primera visita al ginecólogo, que tenía un tumor benigno en su útero y que tenía que someterse a una histerectomía parcial. Fue entonces cuando le dijeron que no podría tener sus propios hijos.

Aunque vivió una adolescencia normal donde no se preocupa nada de eso, más adelante en su vida esa realidad le golpeó.

Conoció a su marido de adolescente y un tiempo después de casarse decidieron formar una familia.

Fue muy duro tener que aceptar el problema que tenía aún sabiéndolo desde hace años.

Así que, con el apoyo de toda la familia, decidieron estudiar opciones como el vientre de alquiler y la adopción. Pero después de una decepción tras otra, la suegra se presentó voluntaria.

“Veía a Cody y Kayla tan tristes que pensé: ¿Cuál es el siguiente paso?”

Resecker dice que, al tener tres hijos sin complicaciones, no le preocupaba tener otro más. Pero de todos modos, hicieron un poco de investigación para ver si era seguro, sobre todo teniendo en cuenta su menopausia.

Entonces descubrieron que, mediante inyecciones de hormonas durante el primer trimestre de embarazo, podían tener el bebé de forma segura y sin que supusiese un riesgo para nadie de la familia.

“Uno de los beneficios de que el vientre de alquiler sea tan cercano es que puedes comprobar cómo está el bebé cuando quieras simplemente moviéndome un poco”. Dijo Kayla.

El bebé nació a finales del año pasado sin ningún tipo de problema y desde entonces está creciendo con normalidad.

¿Seríais capaces de dejar que vuestra tuviese un hijo por vosotras? Dadnos vuestra opinión en los comentarios de Facebook.

Fuentes: Insideedition, miamiherald