Nunca antes ese dicho de ‘con esfuerzo, puedes llegar a ser quien quieras ser’ había sido tan literal como en la actualidad. Hoy en día, con el dinero y la clínica adecuada, puedes transformar cualquier parte de tu cuerpo y moldearla a tu gusto. El límite es tu imaginación (y tu billetera). ¿Quieres tener los pechos más grandes y redondos del mundo? Pasa por caja. ¿Deseas tener abdominales sin ir al gimnasio? Puede pagarlo con tarjeta.

Esto ha hecho que, cuando veamos a alguien con un cuerpo ‘particular’, pensemos inmediatamente que su paso por el quirófano ha estado asegurado. Pero ¿es esto siempre así? ¿Cabe la posibilidad de que la naturaleza y la genética se pongan de nuestra parte para darnos volumen allá donde más lo deseamos? Según nuestra protagonista de hoy, sí.

Se trata de una mujer con un trasero que mide, nada más y nada menos, que la friolera de 1,5 metros de diámetro. Esto, con las cirugías que existen actualmente, no es del todo descabellado… pero es que ella afirma que su pompis es completamente natural.

Eudoxie Yao, natural de Abidjan, Costa de Marfil, ha vuelto loca a toda la red con sus particulares fotografías en las que hace gala de un trasero que, según afirma, no tiene nada que ver con la cirugía plástica.

Los medios ya han bautizado a esta modelo con el nombre de La Reina Eudoxie y afirman que es la Kim Kardashian Africana. Ella, en una reciente entrevista, afirmó que su objetivo en la vida es tener una vida de éxito igual que ídolo Kim, quien también se hizo popular por su trasero.

«Si hay alguien de la que soy fan es de Kim Kardashian. Me gusta su forma de vestir. Siempre me han comparado con ella y con lo que hace. Ella es, sin dudas, mi modelo a seguir».

«Nunca me he sometido a procedimientos estéticos. Nunca, nunca, jamás en mi vida. Siempre he sido así. Mis padres tienen más trasero que yo. Es algo completamente natural».

«Cuando salgo de casa, la gente se sorprende a menudo al verme. Paro el tráfico. La gente queda impactada, pero nunca me dicen nada a la cara».

«Me gusta describir mi aspecto como ultra sexy. Antes solo pensaba en lucir más delgada. Pero ahora, los hombres se sienten más atraídos por las mujeres con curvas. Creo que las cosas están cambiando mucho».

Como podéis ver en las imágenes, Eudoxie, lejos de esconder su trasero, alardea de él. Se pone leggins ajustados y minifaldas para que todo el mundo pueda ver aquello que, en su infinita generosidad, Dios le dio.

«Llevo mucha ropa elástica, no sé cuál es mi talla real. Cuando me compro ropa, no me gusta que sea demasiado grande. Me gusta la ropa pequeña. Me gusta la ropa ajustada, si es ‘sexy’, la descarto enseguida».

Eso sí, Eudoxie admite que, en ocasiones, se encuentra ropa en la que no consigue caber de ninguna forma: «A veces, no puedo meterme en ellas. La gente con un cuerpo como el mío no suele intentar meterse en este tipo de ropa. Ellos prefieren llevar topas que escondan su cuerpo. Yo no hago eso. Me gusta mostrar mi silueta, y eso puede sorprender a la gente. La gente como yo se suele tapar. Yo hago lo contrario. Es por ello que ahora soy famosa».

La joven (de la cual se desconoce la edad), amasa ya más de medio millón de seguidores en su cuenta de Instagram. Suele colgar fotos en la que puede verse con bastante poca ropa. Vestida con un bikini o con unos leggins ajustados. Unos shorts también se le presentan como una buena opción.

«Ahora soy una persona popular. Voy a las ciudades y los fans me tratan como una artista. Me he convertido en una celebridad. Aparezco en la TV y voy a eventos. En ocasiones presento programas y todo». 

«Al principio, cuando empecé a subir fotos de mí misma, había personas que dejaban comentarios crueles. Yo los leía y lloraba. No delante de gente, pero sí lloraba. Ahora, simplemente, los ignoro. Creo que esas personas que escriben esos comentarios no son particularmente felices».

«Tampoco sigo ninguna dieta. Como todo lo que quiero. He intentado adelgazar mis brazos, pero, aparte de eso, todo lo demás lo quiero natural».

«Hay gente que se burla de mi físico. Me he engordado y lo acepto. Nadie va a decirme como vestir o como debería ser. Amo mis curvas. Hoy por hoy puedo decir que amo mi figura».

En lo referido a los hombres, afirma que muchos se siente ‘intimidados por ella’. Por el contrario, hay otros que adoran su físico y, cuando la ven, no pueden ocultar su disfrute. «Atraigo a diferentes tipos de hombres».

«A la gente que me dice que debo taparme, yo le digo que no. Puedes ser como yo y ser sexy. Puedes ser grande, como yo, y llevar ropa ajustada. Puedes sentirte cómoda en tu propia piel».

A vosotrxs, ¿qué os parece su particular historia? ¿Encontráis el parecido con la Kardashian más popular? Dejádnoslo en los comentarios de Facebook.

Fuentes: Dailymail, Metro