El golf es una de esas actividades que, en el mundo del deporte, se catalogan como ‘de nicho’. Son millones de personas las que lo practican a lo largo del mundo, pero son muy pocos los eventos que se televisan al respecto. Figuras como Tiger Woods se hicieron muy populares hace un par de décadas, en parte gracias a su juego y en parte gracias a su figura como empresarios. Un gran deporte asociado históricamente a las clases más pudientes y que, como veremos hoy, también puede dar de qué hablar… aunque sea por una polémica.

Golf GIF - Find & Share on GIPHY

Hoy tenemos que hablar de Paige Spiranac, una de las golfistas más famosas del momento no por su espectacular juego, sino por otra serie de temas que se salen un poco de los cauces de este deporte.

Nacida en 1993, esta joven, a punto de cumplir los 25 años, dio mucho de qué hablar gracias a los particulares outfits con los que se presentaba en los partidos de golf. Con shorts bastante cortos y con escotes que dejaban poco a la imaginación, Spinarac ya acumula más de 1,2 millones de seguidores en su cuenta de Instagram.

La primera polémica relacionada con la joven, conocida como ‘La golfista más sexy del mundo’, surgió a finales del mes de enero, cuando fue elegida para anunciar a los jugadores del Omega Dubai Desert Classic. Se criticó muchísimo que se escogiese a una golfista solo por su físico y popularidad y no por su calidad, ya que Spiranac ni siquiera estaba dentro de los 1000 primeros jugadores en el ranking mundial.

Ahora, la golfista ha declarado que, debido a su estilo de vida y a su vestimenta, ha recibido muchas críticas en las redes sociales que van desde los mensajes insultantes, hasta los correos amenazantes y de acoso: «Me acosan constantemente. Mi familia está siendo hostigada».



«He recibido amenazas de muerte, gente invadiendo mi privacidad, he sido chantajeada… Todo esto me estaba ocurriendo mientras yo, simplemente, intentaba jugar», declaraba la joven.

«En lo referido a la industria del golf, sé que me consideran como poco más que un objeto. Pero yo estoy convencida de que no lo soy. Si fuese un chico y tuviese los mismos seguidores, no creo que nadie me tratase como un objeto. Dirían, simplemente, que soy genial».

«Sé que la gente suele pensar que estoy donde estoy por la forma en la que me visto. Estoy es injusto para mí y para todos mis logros».

«Que la gente diga: ‘Solo te dedicas a mostrar escote, es por eso que tienes lo que tienes’ es injusto. Esa es la injusticia a la que nos enfrentamos todos los días como mujeres y la veo mucho en el golf».

«Este deporte está totalmente controlado por los hombres, ha sido así durante mucho tiempo y supongo que así son las tradiciones. A la gente le gustan sus tradiciones y no quieren cambiar. Cuando alguien lleva leggins en lugar de pantalones, parece que sea el fin del mundo».

«Siempre he tenido un estilo diferente de la moda. Siempre he sentido como que no encajaba y aún hoy me cuesta ir a nuevos clubs porque me preocupa que me digan que mi falda es demasiado corta o algo así. ¿Por qué eso tiene que importar?». 

«Este es un deporte en el que, si eres una mujer, sientes que no estás a la altura del resto», sentenciaba Spiranac.

A vosotrxs, ¿qué os parece esta reflexión respecto a este tema? ¿Estáis de acuerdo con ella? Dejádnoslo en los comentarios de Facebook. 



Fuentes: infobae, The Sun