Crecer en los 90 implicaba muchas cosas que, por desgracia, la mayoría de generaciones posteriores se perderán por completo. Una década en la que series como ‘El Príncipe de Bel-Air’ o ‘Embrujadas’ invadían nuestras televisiones; en la que las cadenas de alquiler de DVDs como ‘Blockbuster’ estaban por todas partes; en la que los ‘Tamagotchi’ y los ‘Furbys’ eran los juguetes más regalados en cada una de las navidades; demasiados recuerdos que, por desgracia, ya no volverán.

No nos gusta demasiado caer en aquello de que ‘cualquier tiempo pasado fue mejor’ -si volviésemos a la época romana, con casi total probabilidad, todos seríamos esclavos-, pero hoy toca hacer un acto de nostalgia para poder situarnos correctamente en el tema del que os queremos hablar hoy.

¿Os acordáis de los Power Rangers? Esa genial serie de televisión del género Tokasatsu en la que unos ‘elegidos’ se disfrazaban de colores y luchaban contra monstruos subidos a robots gigantes marcó la infancia de muchos de nosotros y, a pesar de que hoy en día se sigue emitiendo, la esencia de la misma ya no es lo que era.

Ahora sí, que nos está quedando esto demasiado largo y aún no os hemos dicho por qué os estamos contando todo este rollazo. Hoy queremos indagar un poco en la biografía del actor que dio vida al primer Power Ranger rojo. Un actor cuya vida estuvo marcada por este personaje y por los constantes y alocados rumores que iban desde que se había metido al mundo del porno hasta el de su prematura muerte.

Austin St. John es el nombre artístico de Jason Geiger, el actor que dio vida, a lo largo de varias temporadas, a Jason, el Power Ranger rojo. Este artista marcial vivió su época dorada a principios de los 90 y, al desenfundarse el traje de Ranger, todos le perdimos la pista.

Pudimos verlo de rojo a lo largo de unos 80 episodios desde el 1993 al 1996 para, finalmente, ser despedido después de que pidiese un aumento de sueldo. La serie estaba en su mejor momento y suponemos que Austin se creyó imprescindible… pero no. En su lugar, fue sustituido por Steve Cárdenas, quien daría vida a ‘Rocky’, iniciando la segunda etapa de los Power Rangers.

Austin tenía una gran preparación en el mundo de las artes marciales. Consiguió el segundo dan de cinturón negro en Tae Kwon Do, el primer dan de negro en Judo y es un gran practicante de Kenpo.

A pesar de la fama conseguida durante la serie, no pudo sacarse de encima a su personaje. Participó en los capítulos regulares de la misma y en especiales de los Power Rangers Zeo, además de en la película Turbo: a Power Rangers Movie. Pero fuera de esto… su carrera en el mundo de la interpretación acabó aquí.

Esto hizo que un joven Austin tuviese que buscarse la vida con otras profesiones, llegando a trabajar durante muchos años como paramédico y como bombero. Pero lo verdaderamente destacable fueron todos los rumores que se generaron alrededor de su ‘desaparición’.

Muchas noticias apuntaban a que Austin se había convertido, fruto de la desesperación de no encontrar trabajo, en un actor porno gay. Esto fue algo que durante muchos años se dio por hecho, pero no era más que una mentira, como el mismo se ha encargado de desmentir en un reciente vídeo publicado en YouTube.

La confusión nació a raíz de que un actor de cine para adultos, que se parecía mucho al actor de los Rangers, se sirvió de esta similitud para ponerse nombres como ‘Porn Ranger’, creando así el mítico rumor y todo lo que se generó a su alrededor.

Afirma que, a diferencia de lo que se ha dicho, ni es gay ni está muerto, ya que ese rumor también corrió por la web durante muchos años y fueron muchos los medios que se hicieron eco de la noticia, dándola por cierta.

Austin ha vuelto a aparecer en varios eventos relacionados con los Powers Rangers y no se cansa de repetir lo orgulloso que está de haber participado en una serie tan mítica como lo fue esta.

En 2017, pudimos volver a verlo en el corto The Order, en el cual pudimos verlo junto a otro exmiembros de los Power Rangers.

A vosotrxs, ¿Qué os ha parecido su historia? Os ha sorprendido tanto como a nosotros? ¡No dudéis en comentárnoslo a través de Facebook!