Por First Dates hemos visto de todo y han pasado concursantes que nos han dejado ojipláticos. Los solteros del país se aholpan frente a las puertas del restaurante en busca del amor, pero a veces no consiguen su objetivo y vuelven a casa tal y como han llegado. Las diferencias entre los concursantes nos han dejado momentos épicos y alucinantes como el que veréis hoy.

Los protagonistas de esta cena tan incómoda son Alicia, una peluquera y maquilladora de 26 años, y Carlos, un sevillano de 28.

Antes de nada, la sevillana empieza criticándolo por haber cometido dos errores ortográficos en una nota que le había escrito y no duda en echárselo en cara, lo que no le sentó nada bien a Carlos.

 «No tiene cultura ninguna«, afirma ella. «Hemos venido a conocernos y me sales con eso…Aquí, delante de miles de personas que están mirando me dices que tengo faltas de ortografía…Pues me voy a cagar en todas tus mulas«, le suelta él.

En un momento determinado, él la piropea a lo que ella le dice «que se vaya por ahí».

La tensión iba aumentando por momentos y Alicia era muy directa con Carlos, por ejemplo al mostrar que no le gustaba su trabajo. «No me gustan los chicos que trabajan de noche, no me fío de ellos«.



Pero eso no es todo, porque Alicia también le dijo que «tenía pinta de ser un trolero«.

«Soy muy clara, muy directa y suelo caer mal«, dice Alicia. Parece que ha conseguido su objetivo.

Y faltaba la bomba final: la hora de decidir si querían volver a verse.

¿Qué os han parecido los comentarios de la chica? ¿Y del chico? ¡No dudéis en decírnoslo en los comentarios de Facebook!