Vladimir Putin no es mundialmente conocido por su discreción y sosiego. El líder ruso se ha visto envuelto, a lo largo de su trayectoria en política (la cual no es corta), en innumerables escándalos y polémicas. ¿La última? Las filtraciones que revelarían a miembros de su gobierno pasando el fin de semana en un yate lleno de prostitutas… ¿no os parece lo suficientemente surrealista?

Nastya Rybka, una modelo bielorrusa, divulgó un vídeo con su encuentro sexual en un yate con el magnate ruso Oleg Deripaska y el viceprimer ministro Sergey Prikhodko, cosa que ha hecho temblar a todo el Kremlin.

El encuentro con prostitutas se realizó en un yate en las costas de Noruega.

Este se suma a la larga lista de escándalos que ya encontró su máximo auge con las informaciones que apuntaban a que la campaña de Trump estaba oscurecida por la sombra rusa.

Las imágenes del yate, compartidas por las redes sociales, han puesto la voz de alarma en el Presidente ruso, quien ha amenazado con bloquear el acceso de la población a portales como Youtube o Instagram si estas no eliminan las imágenes filtradas.

Nastya se vendía, en su perfil de Instagram, como una ‘cazadora de oligarcas‘.

Su cuenta, a raíz del escándalo, ha crecido muchísimo, llegando ya casi a los 100.000 seguidores.

Esta joven, al parecer, tiene una vida basada en los escarceos sexuales tales como el que nos ocupa hoy.

Hace un par de años publicó sus propias memorias «Cómo seducir a un billonario» y en ella se explicaría este encuentro en el yate, eso sí, con los nombres de los protagonistas cambiados por motivos de seguridad.

Alexey Navalny, activista anticorrupción y opositor ruso, relaciona este encuentro con un intercambio de información entre Derpaska y Prikhodko en referencia a la campaña presidencial de Trump, que por el momento en el que se data el vídeo, estaba en su punto álgido.

Según Navalny, esta información la habría recibido Prikhidko de la mano de Paul Manafort, el director de equipo de Trump.

 

¿Probará esto la relación entre el Kremlin y la Casa Blanca? Habrá que esperar para saberlo.

Vosotrxs, ¿qué opináis al respecto? dejádnoslo en los comentarios de Facebook. 

Fuentes: el Economista, Periodistadigital