Todos los que tengan un gato sabrán que estos seres son una de las mejores compañías que se pueden tener en la vida. Peluditos y juguetones, los gatos convierten cualquier hogar en un sitio mucho más cálido y acogedor. ¿Son todo ventajas? ¿No hay ningún inconveniente? Lastimosamente, no. En ocasiones, estos pueden ser todo un incordio… y aquí os lo demostramos.

1¿Os creíais muy trolls?




Eso es porque no conocíais a Misifú.

2Alguien tiene habilidades culinarias




Y se oculta en esta casa.

3Voy a quedarme así hasta que se queme el motor

Por lo que sea, hoy me apetece reventar la nevera.

4Eso de que no hay que gastar papel…

No se lo toma muy en serio.

5Todo mal


O, como diría él, ‘todo muy bien’.

6Es que no había espacio

Por lo que ellos decidieron ‘hacerlo’.

7No se puede ser más explícito

Ni más escalofriante, vamos.

8‘Esto podrías ser tú’

Ese es el mensaje que intenta transmitir con su ‘simpatía’.





9Me dijo que me iba a dar un besito

Créeme que no lo olvidaré nunca.

10A ver cómo le explico que la pantalla no es táctil…

Creo que no le importará demasiado.

11Esa era mi merienda

Parece que el pequeño Flurflis tiene otra opinión al respecto.

A vosotrxs, ¿qué os parecen estos gatos tan… amables? Dejádnoslo en los comentarios de Facebook.