¿Nunca os pasó, de pequeños, que soñabais con ser vuestro héroe o heroína favorita? Seguramente sí. Igual que a nuestra protagonista de hoy: una madre que, no pudiendo soportar más su infelicidad, decidió someterse a una serie de procedimientos estéticos para parecerse lo máximo posible a una Barbie, su muñeca favorita desde que era tan solo una cría.

Se gastó casi 150.000 euros para poder ser feliz.. casi nada ¿no?

Kerry Miles, del Reino Unido, se acaba de realizar su último procedimiento, el cual consistía en retocar diversas zonas de su cara, incluyendo su nariz.

Esta última intervención le costó 11.000 dólares que se suman a la fortuna que ya lleva gastada.

A sus 34 años, lleva más de una década transformándose en su muñeca favorita.

No solo se somete a cirugías para parecerse a Barbie, sino que, además, se viste como ella.

«He copiado el estilo de Barbie por más de una década y ahora me he gastado 11.000 euros en mi nariz y mi cara, al fin lo he conseguido». 

«Ya me había aumentado los pechos en dos ocasiones». 

«Soy, sin ninguna duda, lo más parecido a una Barbie real que existe. Voy al gym cada día y me gasto al mes unos 500 euros en mantener mi imagen».

«Me rompieron la nariz en el colegio y me quedó con una forma muy extraña que odié toda mi vida».

«Siempre me gustó Barbie. Tenía muchas muñecas y todo era rosado y muy femenino, pero no fue hasta el 2006 que empecé a vestirme como ella».

«Mi marido me apoya y más le vale. Siempre le he dicho que si me hace elegir entre mis cirugías y él, seguro saldría perdiendo».

A vosotrxs, ¿qué os parece este particular objetivo? dejádnoslo en los comentarios de Facebook.