¿Cuáles son los niños que dan más rabia en el mundo? Seguramente entre todos ellos podemos encontrar los hijos de los famosos que son noticia día a día. Imaginaos entonces cómo debe ser conocer a los hijos de las personas más ricas del mundo, la mayoría magnates del mundo tecnológico.

A continuación, os daremos a conocer un poco de esta generación de jóvenes que mucho la tienen que liar para ser pobres en algún momento de su vida. Esperamos que al final se os hayan quitado un poco las ganas de darles un puñetazo en la cara (o no).

Los Gates (Bill Gates, creador de Windows)

Jennifer es su hija mayor. Estudia en Stanford y tiene una afición tan mundana como puede ser la hípica.

Le sigue Rory, de dieciocho años, un chico apasionado, curioso y un feminista orgulloso. Todo eso según su familia.

Y por último Phoebe, la más joven, que estudia en una sencilla y modesta escuela privada que cuesta nada más y nada menos que 33.000$.

Los Ellison (Larry Ellison, cofundador de Oracle)

Aunque se ha casado cuatro veces, solo ha tenido dos hijos con su tercera mujer que prácticamente los crió en solitario durante sus primeros años.



Pero no hay nada que no arregle el dinero y su primera hija, Megan, recibió varios millones como regalo cuando cumplió 25 años. Con el dinero montó una productora de cine muy fructífera llegando a situar a Megan entre las 100 personas más influyentes de la revista Time.

Su hermano demostró una visión empresarial espectacular y se hizo productor de cine como su hermana. Además, también tiene una de esas aficiones al alcance de todos como es pilotar aviones acrobáticos.

Los Bezos (Jeff Bezos, fundador y director de Amazon)

Tienen cuatro hijos, tres niños y una niña asiática adoptada. Dicen haberlos educado de forma normal. Por ejemplo, mediante el programa matemático de Singapur.

Anne Wojcicki y Sergey Brin (la fundadora de la empresa de genética 23andMe y el fundador de Google)

Actualmente no siguen casados, pero tienen dos hijos que, según Anne, han intentado criar manteniéndolos alejados de la locura que suponen tales cantidades de dinero, bastante diferente a la actitud de los otros padres que hemos visto. Comenta que les enseña a limpiar y cocinar por sí mismo y que incluso es ella la que les corta el pelo.

¿Seguiríais queriendo abofetear a estos niños ricos? Ponédnoslo en los comentarios de Facebook.

Fuentes: insider