Todos tenemos pequeñas manías que, pese a que sabemos que no son correctas, las hacemos desde siempre porque no consideramos que sean tan malas o nocivas para nosotros o quién nos rodea.

Y la verdad es que cada uno puede hacer lo que quiera mientras no coarte a los demás. Pero, a continuación, os explicaremos nueve hábitos que puede que tengas y que son más peligrosos de lo que uno podría pensar.

1Sentarse mal en el coche

No hace falta un accidente para convertir una posición inapropiada para el coche en una fractura o lesión grave. Si no nos sentamos correctamente podemos rompernos la mandíbula de un simple frenazo.

2Dejar la toalla mojada en un gancho o plegar la cortina justo después de ducharse

Estas prácticas hacen que las bacterias se multipliquen más rápido y se pudra la ropa formándose moho en los pliegues.

3Beber café en ayunas

La típica taza de café a palo seco nada más levantarse puede causar problemas de digestión y acidez. Mejor espérate a haber empezado a desayunar para tomártelo.

4Comer palomitas

Resultado de imagen de popcorn michael jackson



Las palomitas son extremadamente nocivas para tus dientes y, aunque nos lavemos los dientes a consciencia, es muy difícil eliminarlos por completo debido a que muchas pequeñas partículas quedan atascadas.

5Dejar botellas dentro del coche

Las botellas de plástico pueden hacer el efecto de lupa y quemar el coche. Es muy poco probable que suceda, pero conviene que las guardemos en un sitio donde no dé el sol o que simplemente no las dejemos en el coche.

6Petarse los granos

Este consejo de madre es más que acertado. Al reventar un grano dañas las paredes de los poros haciendo que tu piel sea más débil y sea más fácil que se infecte o que quede dañada para siempre.

7Fotografiar todo con el móvil

Parece un poco carca. Pero es verdad que con el auge de los smartphones nos perdemos mucho de lo que pasa en la vida real y perdemos muchísima más capacidad de observación y atención de la que nos pensamos.

8Usar suplementos vitamínicos o energéticos

Si el médico te lo receta porque estás bajo en vitaminas tómalas sin problemas, pero la automedicación con estos suplementos puede hacer que, en vez de fortalecerse, nuestro cuerpo termine debilitándose cuando dejamos de tomarlos.

9Poner el teléfono bajo la almohada durante la carga

Esta es una práctica bastante frecuente que, en la mayoría de casos, no suele dar problemas. Pero existe la posibilidad de que, si el cargador que has comprado en el Todo a cien falla, puede causar un incendio.

Aunque parezca una tontería, el Departamento de Bomberos de New Hampshire hizo un comunicado informando a la población que evitará dejar el móvil en la cama.

¿Tenéis alguno de estos hábitos? ¿Conocéis algún otro? Explicádnoslo en los comentarios de Facebook.