China destaca por su superpoblación, por su inmenso tamaño, por su ancestral cultura y tradición. Pero pocas cosas seguramente nos causaran tanta envidia como el siguiente hecho: en China no hay calvos.

Solo el 19,24 % de los hombres sufren alopecia, siendo el país con menos calvos del mundo.

Mientras que España ocupa el segundo puesto del ranking sobre los más alopécicos del mundo con un 42’60 % de calvicie, siendo superados únicamente por la República Checa.

A continuación, veremos por qué motivos hay esta diferencia tan grande entre las melenas de un país y de otro. Porque unos tenemos a Pepe Viyuela mientras otros tienen a Jackie Chan.

Somos lo que comemos

Muchos estudios revelan que una buena alimentación y un buen descanso colaboran en la conservación del pelo. La dieta rural china es muy beneficiosa para la salud y hace que sus habitantes tengan un cabello más fuerte y sano.

El tipo de pelo

Los asiáticos tienden a tener el pelo liso y grueso, con lo cual se agarra mejor al cuero cabelludo que el pelo más fosco.

La enzima de la calvicie

Aquí viene el kit de la cuestión: La raza asiática tiene una enzima mucho menos activa que los caucásicos.

despicable me what GIF

Dicha enzima convierte la testosterona en DHT (dihidrotestosterona) que actúa sobre el cabello dañándolo y atrofiándolo hasta provocar su caída.

Pero si algún asiático está leyendo eso que se ande con cuidado porque, aunque hoy en día son los reyes de las melenas, la calvicie en China está en auge.

bald cover up GIF

El hecho de que poco a poco están cambiando su estilo de vida y se están occidentalizando combinado con que cada vez hay más mezcla de genéticas y razas, hace que su salud capilar se vea afectada y comprometida.

Vemos que, actualmente, la diferencia de pelo entre países es realmente sustancial. Pero, si algo está claro, es que, en el futuro, todos seremos calvos.

men everyone GIF

¿Conocéis algún chino calvo? ¿Y algún español por encima de los cuarenta que ni siquiera tenga transparencias en el pelo? Ponédnoslo en los comentarios de Facebook.

Fuentes: elpais, cadenadial