Vivimos en una época en la que la sociedad está despertando al fin. Cada vez son más los individuos que luchar por una sociedad más igualitaria en la que los hombres y las mujeres puedan gozar de los mismos derechos. Lo que parecía una quimera, hoy está más cerca que nunca. Pero, que estemos algo más cerca, no implica que ya hayamos llegado… y el caso que os traemos hoy es una prueba de ello.

Se trata de un nuevo caso de discriminación laboral ocurrido recientemente en Barcelona.

Una joven envió un curriculum en respuesta a una oferta de trabajo y la respuesta que esta le dio la dejó totalmente descolocada.

Su nombre es Carla Forcada, una chica desempleada que, una buena tarde, decidió buscar trabajo en el portal de búsqueda de empleo Domestika.

Mandó su curriculum a la empresa Impulsa, quien ofrecía una vacante para el puesto de ejecutiva de cuentas.

La respuesta que recibió a su solicitud fue la siguiente: necesitaban a un chico que pudiese «aguantar el ritmo, las visitas, saber de producción, etc».



Ella publicó su historia en su Instagram, mostrándose completamente indignada: «Me parece indignante y la verdad es que muchísima gente me ha apoyado y ha querido difundir mi pantallazo».

Carglass, la empresa que delegó la búsqueda del puesto de trabajo a Impulsa, se ha disculpado en sus redes sociales y ha rechazado el contenido de la respuesta enviada a la joven.

Coca-Cola, que se encuentra en la misma situación, también ha rechazado el correo y ha negado trabajar con esta empresa.

Ilumina se ha vuelto a poner en contacto con Carla disculpándose y ofreciéndole una vacante: «Lo hemos hablado internamente (además, creo que hay una persona que te conoce aquí con nosotros) y creo que podrías encajar en otros proyectos».

A vosotrxs, ¿Qué os parece este caso? Dejádnoslo en los comentarios de Facebook. 

Fuente: ABCLa Vanguardia