¿Queréis una noticia de esas que nos alegran el día? ¿Queréis un rayito de esperanza en vuestro corazón? Pues aquí la tenéis: la esperanzadora historia de hoy cuenta con una protagonista muy especial: se trata de una joven que contaba con tan solo media cara y que, ahora y gracias a 13 horas de cirugía, puede oír y comer con total normalidad por su lado derecho.

Ivanka Danisova, de 30 años, nunca había sido capaz de comer u oír por el lado derecho de su cara debido al llamado Síndrome Goldenhar, que evita que sus huesos se desarrollen de forma correcta.

Pero ahora, esta abogada residente en el Reino Unido se ha sometido a cuatro cirugías para revertir los efectos del síndrome.

Ivanka había sufrido burlas toda su vida debido a este defecto de nacimiento.



Los cirujanos sometieron a la joven a una cirugía de 13 horas para reconstruirle la parte del cráneo que le faltaba.

La intención era funcional y estética, ya que también querían dejarle la cara con un acabado más natural.

“Soy la persona más feliz del mundo porque me he sometido a una cirugía craneofacial complicada y todo ha salido bien”.

“Es algo que no puedes describir con palabras, ya que se trata del sentimiento más bonito del mundo, mi esperanza de poder vivir como una persona normal y sana”. 

“Este es un momento crucial para una nueva etapa en mi vida. Sé que estas cosas son muy complicadas para las personas con problemas craneofaciales, pero yo lo que os puedo decir es que no os rindáis”.

“En mi corazón siempre seré un niño con ese defecto en la cara, ya que miramos a la vida desde una perspectiva diferente. En mi alma y corazón, soy la misma Ivanka, sol que luzco diferente”.

 Ivanka ha iniciado alrededor del mundo diversas campañas para concienciar a la gente sobre este problema y sobre la necesidad de atajar a tiempo esas condiciones.

A vosotrxs, ¿qué os parece su historia? Dejádnoslo en los comentarios de Facebook.