10 cosas peculiares que nos pasan antes y después de morir

La muerte nos llegará a todos tarde o temprano. Si hay vida después de ella o lo que le pasa a nuestra alma (si que existe algo así) son misterios que seguramente estén mucho tiempo sin resolverse. Pero lo que sí sabemos es lo que le pasa a nuestro cuerpo en el momento de la muerte, tanto antes, como después.

A continuación, veremos diez consecuencias o efectos que tiene la muerte en nuestro cuerpo… ¡Empezamos! 

1Castañeteos Fúnebres


Cuando estamos a punto de palmar a menudo perdemos la capacidad para tragar y la saliva se acumula en nuestros pulmones y garganta. Así que antes de exhalar el último aliento puede que se escuche una especie de traqueteo de lo más escalofriante debido a estas gárgaras post mortem.

2Respiración Cheyne –Stokes

Este es un patrón de respiración que va oscilando de apnea a hiperventilación y se debe a que los pulmones empiezan a fallar.  Esto es muy agobiante tanto para el que la sufre como para el que la escucha.

3Defecación

Muchos ya lo sabréis, pero al morir nuestro cuerpo se relaja y expulsa todos los residuos no digeridos.  En resumen, te cagas encima.

4Rigor mortis

De ahí la expresión “quedarse tieso”. Entre dos y tres horas después de morir nuestro cuerpo se pone muy rígido.

5Livor mortis

Al morir empalideceremos de forma drástica debido a que el corazón se para y deja de bombear sangre al resto del cuerpo. Muchas veces la tonalidad de nuestra piel al morir resulta muy reveladora para saber la causa de la muerte.

6Algor mortis

Se suele decir que el cuerpo cuando muere está frío, pero en realidad no es así. Al morir dejamos de producir calor con lo cual el cuerpo poco a poco baja su temperatura hasta llegar a la misma que hay en el ambiente. Los muertos no están fríos, somos los vivos que estamos calientes.

7Tache Noire

Significa “mancha negra” y se refiere a unos patrones negros que nos aparecen en la lengua y en el blanco de los ojos al morir. Ambas partes del cuerpo suelen estar siempre muy hidratadas cuando estamos vivos, así que al secarse aparecen estas marcas oscuras.

8Purga

Cuando morimos, nuestro estómago puede que produzca un gas que huele a podrido. El gas acumulado terminará saliendo en forma de líquido por boca y orificios nasales.

9Degloving

Así es como se conoce a cualquier herida que deje carne y hueso al descubierto. Al morir, nuestros tejidos más superficiales (por ejemplo la parte de las uñas) suelen desprenderse perdiendo, poco a poco, la piel.

10Maceración

Solo pasa con las muertes prenatales. Debido a que el bebé muere en el líquido amniótico el cuerpo aparece muy blando y casi irreconocible.

¿Conocéis algún otro efecto previo o posterior a la muerte? Explicádnoslo en los comentarios de Facebook.