Hablar de Corea del Norte (aka Corea la Buena) es tremendamente complicado. Su líder, Kim Jong-un, no es precisamente el hombre más ‘amable’ del mundo. El amado líder se ha ganado más de un enemigo alrededor del mundo y si hay motivos objetivos para ello es algo que os dejaremos juzgar a vosotros mismos. Lo que sí que sabemos con certeza, es que en ese país, si la lías un poquito, puedes acabar desayunando plomo esa mañana. Por ello, aquí os traemos los motivos que os pueden llevar a quedar moñecos en caso de que se os ocurra visitar Corea del Norte.

1Escuchar música

En Corea del Norte solo podemos escuchar la música que el gobierno considera ‘apta’. Eso de ponernos nuestras propias canciones en nuestros auriculares… nos puede salir bastante caro.

2Duelo falso

Kin Jong-il falleció en 2011 y el gobierno obligó a todo su pueblo a llorar en el funeral. En caso de que este llanto fuese falso o los lamentos fuesen manifiestamente fingidos, podría castigarse dicha ‘desobediencia’ con la pena capital.

3Lamentarse por la muerte de tu cónyuge

Por la única muerte por la que puedes lamentarte es por la del ‘Amado líder’. King Jong-un llegó a condenar a muerte a su propio primo por lamentarse de la muerte de su esposa.

4Quedarse dormido en los discursos

Cuando el Amado líder habla, hay que estar bien despierto y atento. Si no puede pasarte lo mismo que al ministro de defensa Hyon Yong-Chol, quien se durmió en un meeting y acabó siendo ejecutado con un misil antiaéreo.

5Beber alcohol

Pegarse una cogorza en Corea del Norte no te supondrá solo una resaca, sino también una posible sentencia de muerte.

6Robar comida

Esto puede llevarte a ser recluido en un campo de trabajo lo cual, de forma ‘indirecta’ es una sentencia de muerte.

7Manejar mal una granja de tortugas

Kin Jong-un ha conseguido superar a su padre en lo que a ejecuciones descabelladas se refiere. Un ejemplo de ello es el granjero de tortugas al que ejecuto, según sus propias palabras, por ‘incompetente’.

8Ver una telenovela

Hacer aquello que no está aprobado por el gobierno, es susceptible a que nos cueste una bala entre ceja y ceja. Esto podría ‘pervertir’ nuestras mentes. En 2013, el gobierno ejecutó públicamente a unas 80 personas por ver la televisión de Corea del Sur… para que os hagáis una idea.

9Llamar fuera del país

Comunicarse con cualquier persona del exterior del territorio soberano de Corea del Norte puede ser catalogado como alta traición y espionaje, lo que conlleva una rápida y violenta ejecución pública.

10Acceder al Internet real

Corea del Norte ofrece a sus ciudadanos una suerte de internet en el que solo pueden tener acceso a un contenido proporcionado por el gobierno. En caso de que te conectes al Internet que utiliza el resto del mundo… la cosa se puede poner muy fea.

11Ver pornografía

Ejecutar públicamente a civiles está correcto, pero ver porno se considera un acto amoral. Cualquier tipo de pornografía está penado con la muerte. Un ejemplo de ello es que, en 2014, el líder ejecutó delante de su familia a su expareja porque se filtró un video de ella manteniendo relaciones sexuales.

12Irse del país

No se puede abandonar el país bajo ningún concepto. Ni vacaciones, ni por una emergencia, ni por nada; si poner un pie fuera (de hecho, si lo intentas) lo que te espera es la pena capital.

13Faltarle el respeto a los líderes

Teniendo en cuenta lo demás, este punto era bastante obvio.

14Practicar religión

Los únicos ‘dioses’ que existen en ‘Corea la Buena’ son los propios líderes… más allá de eso, cualquier otra religión está terminantemente prohibida.

15Obtener o vender material occidental

Cualquier cosa que no sea producida por el propio país está prohibida. Nada de libros, películas, alimentos o bebidas extranjeras. Consumirlas o venderlas dentro del territorio norcoreano puede suponernos la pena capital.

Vosotrxs, ¿qué opinión tenéis al respecto? Dejádnoslo en los comentarios de Facebook. 

Fuente: Therichest, Express