La ONG Oxfam se ha visto afectada por una polémica que seguro afectará gravemente su imagen después de que el Times haya informado, este viernes pasado, que trabajadores suyos en Haití contrataron prostitutas.

Oxfam desplazó a muchos de sus empleados y voluntarios a Haití debido al terremoto que hubo en 2010.

La organización no gubernamental es una de las más importantes en el mundo y, entre donaciones públicas y fondos del gobierno británico, reúne unos 340 millones al año.

Tras conocerse la noticia, Oxfam ha reconocido que despidieron a varias personas debido a esos hechos tras realizar una investigación interna en 2011 donde no se descartaba la existencia de menores entre las explotadas.

Según la información del diario británico aportada por una fuente cuya identidad no han revelado, un alto cargo fue el que las contrató y participaron de una orgía en la que las jóvenes prostitutas, invitadas a localizaciones pagadas por Oxfam, vestían camisetas de la ONG.

La investigación interna de 2011 reveló que hubo una “cultura de impunidad” entre algunos de los trabajadores, pero no pudieron concluir a ciencia cierta si las trabajadoras sexuales eran menores de edad.

El director de Oxfam, en aquel momento, en Haití presentó su dimisión, pero no se le aplicó ningún tipo de sanción, pese a reconocer haberlas contratado. Otros dos trabajadores dimitieron y cuatro más fueron despedidos.

Un portavoz de la organización ha realizado varias declaraciones al respecto.

«Varios miembros del personal fueron despedidos como resultado de la investigación y otros dejaron la organización antes de que esta se completara».

Pese a estas acciones internas, no se comunicó nada a las autoridades nacionales ni se tomó ninguna represalia legal.

La ONG dice que no se ha encubierto el suceso y que gestionan las acusaciones de mala conducta con seriedad extrema.

Y que si se le permitió dimitir sin consecuencias al responsable en Haití fue por la cooperación en la investigación.

«El director del país asumió de forma completa la responsabilidad de los eventos que ocurrieron bajo su gestión y se le permitió dimitir sobre la base de que cooperó plenamente y apoyó la investigación”.

En cualquier caso, es sorprendente que una noticia como esta, que se produjo en 2010, no haya llegado a oídos públicos si Oxfam no pretendía encubrirla.

¿Creéis que Oxfam gestionó bien el problema en su momento? ¿Qué medidas tomaríais vosotrxs para que no se produzcan sucesos como este? Dadnos vuestra opinión en los comentarios de Facebook.

Fuentes: elmundo, lavanguardia