Hay noticias que son muy difíciles de comentar dada la complejidad de su premisa. Hoy os traemos un caso sobre el que la polémica se ha cernido desde que ha visto la luz. Una estudiante de magisterio, un alumno picarón y la policía de por medio; todos los ingredientes para convertirse en una de esas historias cuyo eco resuena a lo largo y ancho de la red. ¿Queréis saber de qué se trata?

Una exestudiante de magisterio de Connecticut, Estados Unidos, ha sido acusada de mantener relaciones sexuales con un alumno y ha declarado a la policía que ‘lo amaba’.

Tayler Ivy Boncal, de 22 años, ha sido acusada de abusar sexualmente de un alumno de 18 años del Instituto Conard en West Hartford.

Boncal habría conocido al joven mientras hacía las prácticas como profesora el pasado mes de diciembre.

A pesar de que sus prácticas acabaron, la joven siguió asistiendo a la escuela en calidad de colaboradora y refuerzo.

El estudiante explicó a las autoridades que empezaron a hablar a través de mensajes el 13 de diciembre, después de que ella le pidiera su número de teléfono.



Boncal habría invitado al estudiante en diversas ocasiones a su casa, donde habrían mantenido relaciones sexuales de forma regular.

«Ella afirma que la víctima era amable con ella», explicaba la policía. «Boncal declaró que lo amaba y que tenía muchos sentimientos hacia él».

La estudiante de magisterio ha sido despedida de su puesto en la escuela y se enfrenta a posibles cargos penales.

A vosotrxs, ¿qué os parece este caso? Dejadnos vuestra opinión en los comentarios de Facebook. 

Fuentes: Unilad, NYPost