Empezamos a hablar de Harvey Weinstein hace ya unos meses y no fue, precisamente, por su gran capacidad como productor. Los temas que han puesto a este individuo en todas las portadas de los diarios han sido muy diferentes (y mucho más lamentables). Acoso y abuso sexual son su mayor ‘mérito’ hasta el momento y, a raíz de esa revelación, han salido miles de casos relacionados que todxs ya conocéis. Y si hoy volvemos a hablar de él es porque una gran actriz, muy próxima a Weinstein y a Tarantino (uno de sus mayores socios a lo largo de los años), ha hablado del tema y ha explicado su propia experiencia.  

En una entrevista, la protagonista de Kill Bill afirmaba: «El sentimiento más complicado que siento hacia Harvey es lo mal que me siento por todas las mujeres que fueron asaltadas después de mí«.

«Me considero una persona víctima de Weinstein, pero luego fui una de las que no dijo nada al respecto, por lo que estoy dividida».

Thurman explica que la primera vez que Weinstein la acosó fue después del estreno de Pulp Fiction. Ambos estaban en un hotel en París discutiendo cuestiones referidas a un guion cuando el productor de Miramax se apareció en albornoz e intentó meterla en una sauna.

Cuando llegaron al lugar, Thurman se dio cuenta de lo que ocurría y le espetó a Weinstein que la situación era ridícula. En ese momento él salió corriendo y la situación no pasó ‘a mayores’.

Poco después, en el hotel Savoy en Londres, Uma explica que el productor se abalanzó sobre ella e hizo ‘todo tipo de cosas desagradables’.

Según relata la actriz, Weinstein le habría enviado flores para disculparse con ella, momento en el que esta lo habría amenazado y advertido sobre su conducta, pero nada más.




El problema con Tarantino vino años más tarde, durante el rodaje de Kill Bill.

La producción había llegado al momento en el que la actriz tenía que rodar una escena conduciendo un vehículo a través de una carretera arenosa.

Según se rumoreaba en el plató, el vehículo estaba averiado, por lo que Uma habría pedido a Tarantino que lo condujese un doble de acción, cosa a lo que él se negó en rotundo, ya que quería tomas muy cercanas y tenía que verse que era ella.




¿En qué acabó todo? Pues en un accidente que casi acaba con la vida de la actriz.

Uma acusó al director de ‘intentar matarla’, debido a la gran insistencia que tuvo a la hora de meterla en lo que ella definía como un ‘ataúd con ruedas’.

«Sentí un dolor muy intenso y pensé: ‘oh Dios mío, nunca volveré a caminar».

Por suerte todo acabó en un susto y en una grave brecha en el vínculo entre director y actriz que hasta hoy perdura.




Podéis ver el vídeo del accidente a continuación:

A vosotrxs, ¿qué os ha parecido su versión de los hechos? Dejádnoslo en los comentarios de Facebook. 




Fuentes: theguardian wmagazine