Todos hemos tirado de patilla en los exámenes. Usar expresiones más largas y dar vueltas al mismo tema son técnicas muy lícitas a la hora de realizar cualquier texto escrito. Pero, a veces, esto puede jugar a nuestra contra y tenemos que prestar mucha atención para no quedar mal, especialmente si lo que estamos redactando es nuestro currículo.

Hay normas básicas para hacer tu CV que justamente apuntan hacia esa dirección. Por ejemplo: que no ocupe más de una hoja. Cuanto más escueto y directo, mejor será tu currículum.

well done ok GIF by funk

A continuación, os daremos siete consejos sobre cosas que debes evitar poner para hacer que tu carta de presentación sea lo mejor posible y no quede demasiado pretenciosa y falsa consiguiendo el efecto contrario al deseado.

1Idiomas

No hace falta que pongas un idioma si no lo dominas lo suficiente como para darle un uso en tu trabajo. Es decir, si has hecho inglés solo en el instituto o si has cursado un año de alemán, no es necesario que lo pongas en tu CV.

Si no supone una ventaja o una virtud para la persona que te va a contratar ¿Qué más da? Mejor no especificarlo.

2Informática

Cada vez es menos necesario poner que sabes usar el Word o un procesador de textos. Tanto esto como gestionar un correo electrónico son conocimientos básicos que la mayoría gente tiene. Si envías tu currículum a una empresa para trabajar de programador/a o administrativo/a o prácticamente de lo que sea, tus reclutadores serán capaces de asumir que puedes realizar estas sencillas tareas.

En cambio, si lo pones, puede que dé la impresión de que percibes tu CV como algo pobre y que lo has puesto solo para rellenar. Eso sí, si el programa es básico pero lo requiere la empresa por algo en especial, no te olvides de ponerlo entonces.

3Redes Sociales

Escribir en tu currículum que dominas las redes sociales solo porque las usas no es suficiente. Nunca dirías que puedes trabajas en un taller mecánico solo por el hecho de saber conducir, pues esto es lo mismo.

Car Repair GIF

Si sabes cómo promocionar un negocio mediante una estrategia en base a unos datos analizados obviamente puedes escribirlo en tu currículum, sobre todo si tienes títulos que lo acreditan. Pero si tu dominio se limita al de cualquier otro usuario mejor evita ponerlo.

4Habilidades

Aquí solemos poner ciertas habilidades que creemos tener pero que no sabemos cómo categorizar.

Siempre está bien ponerlas, pero hay que justificarlas. No es suficiente decir que eres trabajador y ambicioso sino que tienes que explicar en qué casos lo has sido y cómo.

5Exageraciones

A veces consideramos que somos la persona indicada para el trabajo pese a no cumplir todos los requisitos. No hace falta que exageremos o mintamos para aplicar a la oferta ya que o bien pueden pillarnos en la entrevista o podemos defraudar a la hora de realizar nuestro trabajo.

En cualquiera de los dos casos daremos una mala imagen que nos puede afectar incluso para entrevistas u ofertas laborales futuras.

6Tecnología

Es muy importante estar actualizado. Si ponemos en nuestro currículum que dominamos un software o una maquinaria que ya está obsoleta dará la impresión de que no avanzamos y no nos renovamos.

7Absurdeces

Casi nadie hace esto, pero preferimos avisar que no saber que alguno de vosotrxs no ha conseguido una oferta de trabajo por poner que es campeón de ping-pong o que ganó el concurso de literatura del instituto.

¿Habéis visto nunca algún currículum surrealista? Contádnoslo en los comentarios de Facebook