Una adolescente sueca fue atacada en un pub después de rechazar a un hombre que la tocó de forma indebida. Las imágenes muestran la cara ensangrentada de la chica tras recibir un botellazo por parte del atacante.

Sophie Johansson es una joven de diecinueve años que estaba de fiesta en Malmö cuando un hombre desconocido le estiró su bolsa. Entonces ella se giró y el hombre le sobó el culo.

Sophie le golpeó para que parase, pero él respondió con un puñetazo en la cara.

Por desgracia, a veces, se producen situaciones como estas que hacen que la víctima (en vez de ser a quién se protege) sea la que tiene que abandonar el local para evitar que la violencia escale aún más.

Así que tanto Sophie como una amiga suya decidieron marcharse del pub, pero cuando estaban saliendo el mismo hombre la golpeó en la cabeza con una botella.

“Creía que el líquido que caía sobre mi cara era el de la botella que se acababa de romper, pero mi amiga me dijo que era sangre y me quedé en shock.”



Las imágenes de la joven con la cara y la ropa llenas de sangre son muy impactantes. Por suerte, la llevaron rápidamente al hospital donde le pusieron varios puntos para curar la herida del botellazo.

La policía está intentando identificar al hombre, a quien Johansson describió como una persona musculosa de unos 25 años. También dijo que tenía el pelo oscuro y vestía una camiseta oscura de manga larga.

Las autoridades aún no han abierto un caso, puesto que el hombre es desconocido. Pero están pidiendo ayuda  a todo el mundo que vio lo sucedido.

“Estoy feliz y agradecida de que no haya sido nada peor, aunque me preocupa no haber encontrado aún al agresor.”

El pub también ha decidido hacer público el violento incidente en su página de Facebook para ver si alguien presenció o tomó fotos de lo ocurrido e instar a la gente a informar la policía de cualquier dato relevante.

“Una de nuestras clientes fue agredida por un hombre desconocido. Necesitamos testigos para solucionar dicho problema. Mostraremos siempre tolerancia cero frente a la violencia, amenazas y cualquier forma de abuso.”

El club está trabajando con las fuerzas policiales para que esta acción vergonzosa no quede impune.

¿Pensáis que los clubs nocturnos deberían identificar a todos los clientes? ¿Cómo se puede solucionar este problema? Dadnos vuestra opinión en los comentarios de Facebook.